Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de suelo se desploma en Valencia

Los promotores siguen apostando por Alicante, sobre todo, y por Castellón

El mercado de suelo, la materia prima del sector inmobiliario, mantiene su actividad habitual en la provincia de Alicante a pesar de la contagiosa incertidumbre generada por la crisis hipotecaria en Estados Unidos. El número de operaciones de compra y venta de suelo se mantiene casi constante a lo largo de los tres primeros trimestres de 2007 según un informe sobre "presión compradora" elaborado por la consultora Dyrecto, especializada en servicios a hosteleros y promotores inmobiliarios.

Madrid y Murcia concentran la mayor presión compradora de toda España, pero Alicante mantiene el tipo a costa de una ligera bajada de los precios en torno al 12% entre el primer trimestre de 2006 y el tercer trimestre de 2007.

Los técnicos de Dyrecto elaboran una tabla que cifra en 100 la situación ideal del mercado, donde el interés por comprar y vender suelo son equiparables. Ese indicador alcanza la cifra 378 en Alicante, por cada parcela en venta habría casi cuatro compradores interesados en hacerse con ella.

La presión compradora, sin embargo, se desploma en la provincia de Valencia, donde la oferta desborda la demanda y arroja un descenso del 60% entre el primero y el tercer trimestre de 2007. La tasa de presión compradora se cifra en 66 en Valencia al final del tercer trimestre cuando era de 162 en el primero. Los precios del suelo en Valencia, sin embargo, se mantienen al alza y arrojan una subida cercana al 25% desde el primer trimestre de 2006, siempre según el informe de Dyrecto.

En Castellón, la presión compradora se desplomó en el segundo trimestre de 2007 respecto al primero pero recuperó el pulso a lo largo del tercer trimestre del año con una tasa de 117. Los precios, como en Valencia, se mantiene desde el tercer trimestre de 2006 y arrojan una subida en torno al 25% desde el primer trimestre de 2006.

El informe de Dyrecto estima un descenso de la presión compradora en toda España a lo largo de los nueve primeros meses del año que cifra en el 54%. El descenso es atribuible tanto a "una fuerte caída de la demanda de los promotores" como a "un aumento de la oferta de suelo".Según los técnicos de la consultora, la demanda ha caído en torno al 40% porque "muchos promotores españoles no tienen en sus planes de expansión el buscar más suelo para desarrollar".

Y ese cambio de rumbo responde a tres razones básicas: "la incertidumbre actual del mercado inmobiliario, el endurecimiento en las condiciones de financiación, la reducción del margen de beneficio hasta el 9%", cuando en la década pasada se cifraba en torno al 20%.

El informe alude también al nuevo código de edificación y a cuestiones legislativas, pero la disparidad entre las distintas comunidades autónomas complica las comparaciones.

Los plazos de venta de suelo se han triplicado a lo largo de 2007, según otra de las conclusiones del informe, porque apenas se venden parcelas finalistas sobre las que se puede edificar directamente. Según Dyrecto, los promotores venden "suelo que tienen de más".

En cualquier caso, cerca del 60% de las operaciones de compra y venta de suelo en toda España a lo largo de los nueve primeros meses de 2007 se concentraron en Andalucía y la Comunidad Valenciana.

En toda España cambiaron de manos 40 millones de metros cuadrados en 26.000 transacciones de suelo urbano que alcanzaron un valor conjunto de 11.700 durante los primeros seis meses de 2007.

Según Dyrecto, la superficie y el número de transacciones descendieron un 6% y un 14% respecto al mismo periodo de 2006, pero el valor de las mismas, sin embargo, creció un 45% respecto a 2006 pero apenas un 3% respecto a 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de diciembre de 2007