La incertidumbre sobre las elecciones desata una ola de violencia en Kenia

Tanto el Gobierno como el partido de la oposición se proclaman ganadores

Las sospechas de pucherazo en las elecciones generales celebradas el jueves en Kenia han desatado una ola de violencia entre clanes étnicos en el país africano. Con casi el 90% de los votos escrutados, el Movimiento Democrático Naranja, del líder opositor Raila Odinga, obtiene 40.000 votos más que el Partido de Unidad Nacional, del presidente Mwai Kibaki, según la Comisión Electoral. Una distancia muy corta, que podría cambiar al final del recuento, y que han animado a una y otra formación a proclamar la victoria.

Más información
El Gobierno keniano interrumpe la televisión en directo "para evitar disturbios"

Los resultados definitivos se darán a conocer hoy, según aseguró la Comisión Electoral. Tendrían que haber sido anunciados el viernes pasado. Uno de los dirigentes del opositor Movimiento Democrático Naranja, Musalia Mudavadi, anunció ayer que sus propios datos indican que el candidato del partido ha sido el vencedor.

Las dudas sobre la votación -tanto por la lentitud del escrutinio como por el hecho de que la oposición ganaba el viernes con una mayor diferencia- impulsaron a miles de seguidores de ambos partidos a protagonizar violentos enfrentamientos en Nairobi y Mombasa. Por la mañana, más de 3.000 miembros del partido del Gobierno invadieron el recinto de la Universidad de Ciencias para desalojar a una decena de acólitos de la oposición que pretendían bloquear el recuento de los miembros de la Comisión Electoral de Kenia por considerar que se habían cometido irregularidades.

Armados con machetes, palos y piedras, las dos facciones intercambiaron lanzamientos de piedras y botellas ante la mirada impotente de unos cuarenta policías. Se contabilizaron varios heridos hasta la llegada de un contingente de militares, que logró calmar los ánimos.

"No se trata de una simple oposición política, sino de un enfrentamiento claramente tribal entre kikuyus y luos", explicó a Efe el observador local Jeremiah Ngilu. Los kikuyus son la etnia más numerosa y apoyan al presidente, mientras el opositor Odinga es de la tribu luo, la tercera más numerosa de Kenia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los observadores enviados por la Unión Europea para supervisar las elecciones pidieron a las autoridades que publiquen cuanto antes los resultados.

Un partidario del candidato Raila Odinga, detenido ayer tras participar en una protesta en Nairobi.
Un partidario del candidato Raila Odinga, detenido ayer tras participar en una protesta en Nairobi.AFP
Los seguidores de los dos partidos políticos más importantes se pelean a la espera de conocer los resultados de las elecciones del pasado juevesVídeo: ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS