Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL REY, PERSONAJE DEL AÑO

Incidente en palacio

El 11 de octubre, el Monarca se irritó cuando Esperanza Aguirre pidió un "trato humano" para el periodista que venía agitando a favor de su abdicación

Puede haber un antes y un después del 11 de octubre de 2007 en el modo de comportamiento o, por así decir, el estilo del rey Juan Carlos?

¿Qué pasó durante la comida de ese día? Fue este periódico quien lo contó negro sobre blanco en su edición de lanzamiento del nuevo diseño, el domingo 21 de octubre de 2007.

Durante los 10 días que separaron el hecho ocurrido de la jornada en la cual se publicaría la noticia, un grupo de personalidades rumiaba en privado que el 11 de octubre, en una comida ofrecida en el Palacio Real por el Patronato del Instituto Cervantes, había tenido lugar un choque entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el rey Juan Carlos.

Ya el 11, no pocos altos cargos de la Administración, diplomáticos y políticos, se enteraron. El día siguiente, 12 de octubre, tras el desfile de la Fiesta Nacional en el paseo de la Castellana, se celebró la tradicional recepción de los Reyes en el Palacio Real. El secreto, entre copa y copa, cogió más carrerilla. El Rey no estaba obsesionado por el asunto. "Más bien parecía sentirse divertido", dijo una fuente.

"¿Cómo?", preguntó el Monarca. "¿Más trato humano que yo doy a todos? A todos por igual, sin discriminación"

La historia: en la comida del 11 de octubre, el rey Juan Carlos y la reina Sofía estuvieron acompañados por ocho invitados. El Rey estaba flanqueado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a su derecha, y por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a su izquierda. En la mesa redonda, frente al Rey, tomó asiento la reina Sofía, a cuyos lados estaban el escritor Francisco Ayala, junto a su esposa, Carolyn Richmond, y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Los otros comensales: la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarell; el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, y el embajador de Argentina, Carlos Bettini.

Al comenzar la comida, el Rey dijo lamentar el ambiente de crispación que existía en el país cuando al día siguiente, 12 de octubre, se celebraba el desfile por la Fiesta Nacional.

Esperanza Aguirre, al hilo de las palabras del Rey, anunció que no sabía si iba a gustar lo que iba a plantear y se lanzó al ruedo. "Creo que se debe dar un trato a [Federico] Jiménez Losantos", dijo. El Rey, que ya desde primeros de octubre estaba embarcado en la defensa pública de la Monarquía y la transición, reaccionó contra la sugerencia. El periodista Jiménez Losantos venía solicitando, al menos desde noviembre de 2005, la abdicación del Monarca en su hijo, el principe Felipe. Desde los micrófonos de la Cope, cadena controlada accionarialmente por la Conferencia Episcopal, y desde artículos y entrevistas, el periodista ha considerado al Rey un simpatizante de los socialistas y le ha acusado de no frenar la desmembración de España. Jiménez Losantos confluía desde la derecha con los grupúsculos independentistas catalanes que habían quemado, en septiembre, una fotografía de los Reyes en Girona, durante la visita real a la citada ciudad.

"¿Cómo?", preguntó azorado don Juan Carlos. "¿Más trato humano que yo doy a todos? A todos por igual, sin discriminación", subrayó.

"No, no", siguió la presidenta de la Comunidad de Madrid. "Yo entiendo que la Casa Real y La Moncloa deben darle un trato mejor, no discriminarle", insistió.

"Yo no tengo problema en recibir a la gente. Es a mí a quien tiene que dar un trato humano. ¿Pero esto qué es?", preguntó el Rey. "Es intolerable", agregó.

"Yo creo que esto se podría arreglar. Es un problema de tratar mejor a una persona", insistió Esperanza Aguirre. Esa misma mañana, Jiménez Losantos había decidido, en antena, retirar su exigencia de abdicación del Monarca.

El Rey no estaba dispuesto a componendas. Y avanzó todavía un paso más. "Le he dicho a Rouco Varela que recen menos por mí y la Monarquía y se ocupen más de la Conferencia Episcopal, que controla a la Cope", enfatizó visiblemente molesto.

En ese contexto, en relación a la aparente sugerencia de que se debería recibir al periodista, el Rey apostilló: "Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña".

El enfrentamiento se enfrió durante un rato, pero resurgió al final de la comida, cuando Aguirre se preguntó, retóricamente, que pasaría al día siguiente en el desfile. Uno de los comensales -el embajador Bettini- dijo que era una provocación.

El Rey hizo un gesto en el borde de la mesa y dijo tres palabras duras.

Palabra de Rey. Citas de los discursos y de entrevistas periodísticas

- "Hoy comienza una nueva etapa de la historia de España". El 22-11-1975, en el discurso de la coronación, dos días después de la muerte de Franco.

- "Resulta ya ineludible un código internacional del medio ambiente". El 4-6-1980, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

- "El pueblo español ofrece un perfil social progresivamente secularizado". El 4-9-1978, en la Embajada ante el Vaticano, con motivo del comienzo del pontificado del papa Juan Pablo II.

- "La Corona me instituye en custodio de los intereses de todos". El 9-11-1978, en un discurso a la población de Puertollano desde el balcón de su Ayuntamiento en vísperas de la promulgación de la Constitución.

- "Frente a quienes practican la intolerancia, quiero proclamar una vez más mi fe en la democracia y mi confianza en el pueblo vasco". El 4-2-1981, en Gernika, en respuesta a la interrupción de su discurso por parte de los representantes de Herri Batasuna.

- "No se ayuda a la patria con acciones irreflexivas y sin salida". Primer discurso oficial tras el golpe frustrado del 23-F, pronunciado en la Academia Militar de Zaragoza el 28-2-1981.

- "El PSOE fue una experiencia necesaria". Entrevista con el semanario portugués Expreso, el 11-4-1992, al referirse al periodo de Felipe González.

- "Que Cuba se abra a Cuba". El 17-11-1999, mensaje final de la visita oficial a la isla.

- "Yo soy el rey de España, no el de Bélgica". El 12-5-2005, con motivo de la aprobación del matrimonio gay, respondiendo a la comparación con la "abdicación temporal" del rey Balduino durante 36 horas para no firmar la ley del aborto.

- "Seguiré dando guerra". El 22-11-2005, con motivo del 30º aniversario de la coronación.

- "Deseamos expresar, de forma singular, nuestro más afectuoso saludo a los supervivientes del largo y doloroso exilio que siguió a nuestra contienda civil". El 29-3-2006, en Toulouse.

- "Los malos tratos a las mujeres nos duelen e indignan profundamente y nos denigran como sociedad". El 24-12-2007, en el mensaje de Navidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de diciembre de 2007

Más información