Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tony blair ya es católico

Por fin, Tony Blair se ha convertido al catolicismo. Después de años de especulaciones y de haberse dado por seguro desde hace meses, ya es oficial. El viernes, en una ceremonia íntima celebrada en la capilla de la residencia del arzobispo de Westminster, el cardenal Cormac Murphy-O'Connor, Blair fue recibido en la Iglesia católica, minoritaria en el Reino Unido.

Los más cínicos piensan que Blair es un católico de hecho desde hace muchísimos años pero se ha resistido a salir del armario para no perjudicar sus ambiciones políticas. Los más piadosos creen que, efectivamente, Tony Blair hace años que decidió convertirse pero que no lo hizo antes para que sus creencias religiosas no interfirieran en sus responsabilidades de Gobierno. Y citan temas tan delicados como las negociaciones de paz entre católicos y protestantes en Irlanda del Norte.

Sea como fuere, Blair, que ha llevado a tropas británicas a la guerra en Kosovo, Sierra Leona, Irak y Afganistán, nunca ha escondido que es un hombre de profunda fe religiosa. Está casado con una mujer católica, sus cuatro hijos son católicos y él asiste con regularidad a oficiosos católicos acompañando a su familia.

Su conversión al catolicismo se dio por hecha en junio pasado, cuando en vísperas de ceder el poder a Gordon Brown viajó al Vaticano para entrevistarse con el Papa por tercera vez en cuatro años. Pero luego se dijo que la conversión se haría una vez que hubiera dejado el cargo de primer ministro.

El arzobispo anglicano de Canterbury, Rowan Williams, le deseó ayer buena suerte. "Un gran católico del siglo pasado escribió que la única razón para moverse de una familia cristiana a otra es acercarse más a Dios. Rezo para que ése sea el resultado de la decisión de Tony Blair en su vida personal", declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de diciembre de 2007