Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP boicotea por tercera vez las oposiciones en TVG

Los sindicatos acusan a los populares de "tomarles el pelo"

Los representantes elegidos por el PP en el consejo de administración de la Compañía Radio Televisión de Galicia volvieron a bloquear por tercera vez en un mes la primera convocatoria de oposiciones en la radio y televisión pública desde el año 1992. Después de abstenerse en dos votaciones y de ejercer el veto que impide sacar adelante el nuevo cuadro de personal -que requiere mayoría de dos tercios en el consejo- para crear 220 nuevas plazas, los consejeros nombrados a propuesta del PP decidieron olvidar su compromiso alcanzado hace una semana con los sindicatos para desbloquear la situación y ayer ni siquiera acudieron a la sesión extraordinaria.

Pese a estar de acuerdo con la ampliación del catálogo de puestos de trabajo, los populares se ausentaron para escenificar su rechazo al orden del día de la reunión. Así lo explicó José Luis Iravedra, quien acusó a la presidenta del consejo, la nacionalista Cecilia Pérez Orxe, de incluir por sorpresa una segunda votación sobre las bases del concurso oposición, algo que negaron tanto los consejeros socialistas y nacionalistas como el director general de CRTVG, Benigno Sánchez, que atribuyó la decisión del PP a "directrices políticas ajenas a los intereses de empresa y trabajadores". Sánchez auguró un cambio de postura del PP que "antes o después deberá respetar el acuerdo" entre patronal y trabajadores.

Tanto el PSdeG como el Bloque acusaron al Partido Popular de apostar por "la precariedad laboral en los medios públicos" e intentar "bloquear el funcionamiento interno de la compañía". En un comunicado, el comité intercentros calificó la actitud de los consejeros populares de "tomadura de pelo y de absoluta falta de respeto a los trabajadores" y recordó que había desconvocado la manifestación prevista a las puertas del consejo para que los representantes del PP pudieran deliberar sin presiones de ningún tipo.

Fuentes conocedoras de la negociación confirmaron a este diario que fue la ausencia de manifestantes, y no el orden del día, la única reivindicación planteada por el PP en vísperas de la reunión. Pese a todo, los representantes del PP se levantaron de la mesa al término de la comisión de programación y evitaron acudir al consejo extraordinario que debía aprobar la ampliación de plazas y dar paso a la convocatoria de las oposiciones. Las mismas fuentes señalan que uno de los portavoces del PP apeló a la disciplina de partido para justificar su decisión.

En la actualidad, entre TVG y la Radio Galega trabajan 550 empleados fijos y otros 370 eventuales, que representan más del 40% del total. Ante esta realidad, la compañía y los cuatro sindicatos presentes en el comité de empresa pactaron una oferta pública y un procedimiento de acceso que ahora precisa de la aprobación por mayoría de dos tercios en el consejo de administración de la empresa para que las oposiciones puedan ser convocadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de diciembre de 2007