Reportaje:

Koeman se carga a Cañizares y Albelda

El técnico aparta del Valencia a sus jugadores más emblemáticos, ambos muy críticos con el presidente Soler

En plena huida hacia delante, Ronald Koeman se cargó ayer de un plumazo a dos símbolos del Valencia de los últimos años: el capitán Albelda y el portero Cañizares. "Sé que es tu cumpleaños, pero te voy a dar una mala noticia: no cuento contigo. Búscate equipo", le dijo Koeman a Cañizares, que cumplía ayer 38 años. "No has ejercido de capitán como debías. Arréglate con el club", acusó a Albelda. "Es una decisión técnica", se justificó después el preparador holandés, en contradicción con el hecho de haberlos considerado titulares en los últimos encuentros.

"Es tu cumpleaños, pero te voy a dar una mala noticia", le dijo a Cañizares
A las puertas de la Eurocopa, ambos deben irse en enero al extranjero
Más información
Líderes de la etapa más gloriosa
Angulo, la última víctima de Koeman

Koeman tomó la drástica decisión con el apoyo del director deportivo, Miguel Ángel Ruiz, y del presidente, Juan Soler, a pesar de que éste renovó hace unos meses tanto a Albelda (hasta 2011) como a Cañizares (hasta 2009). Los dos han sido muy críticos con la gestión del dirigente en los dos últimos años. Una oposición a Soler desde dentro del vestuario que les unió -Cañizares y Albelda no tenían antes una buena relación- y que ahora les ha pasado factura.

Los dos quedaron, pues, excluidos de la convocatoria para medirse hoy al Real Unión de Irún, en la Copa, y el sábado al Zaragoza en La Romareda. El Valencia no volverá a jugar en casa hasta el 6 de enero ante el Levante. Sólo entonces Mestalla dictará su opinión.

La sentencia de Koeman es difícil de explicar desde el ámbito deportivo. Tras superar una crisis en el arranque, Cañizares había recuperado el tono y respondido a la teórica confianza de Koeman. Ahora, en cambio, lesionado Hildebrand, que no es del gusto del técnico, le va a tocar jugar a Mora, que sólo ha disputado dos partidos oficiales en tres años, muy acomodado en el papel de tercer portero a sus 34 años. Cuando ayer se le recordó a Koeman que Cañizares había sido el mejor en los tres últimos encuentros, él se acordó del cuarto anterior, ante el Racing, en el que Cañete se tragó el gol de Jorge López.

Recién cumplidos los 30 años, Albelda estaba inmerso en la confusión en su juego desde que hace un mes y medio Koeman tomara el equipo. Eso sí, el capitán criticó los fichajes del pasado verano. "No han mejorado la plantilla", advirtió. Y ahora tiene que buscar equipo en el extranjero, como Cañizares, para tratar de conservar el puesto en la selección española para la Eurocopa de junio. Ninguno de ellos puede jugar ya en la Liga este curso con otro club tras llevar más de cinco partidos con el Valencia.

"Voy por mi camino, que es el de cambiar cosas. Esto es un barco. Hay que subir para ir y, si no, te dejamos aparte", expuso Koeman, con quien el Valencia sólo ha ganado un encuentro de los ocho que ha dirigido y sólo ha marcado en ése: ante el Murcia (3-0). Y está tan perdido que la semana pasada, ante las peñas, declaró que Guti jugaba en el Madrid a pie cambiado de extremo derecho.

Soler sigue firme en su política depuradora. Se ha cargado a más de 30 empleados desde que llegó a la presidencia en octubre de 2004. Y el club, que era tercero en la clasificación de la FIFA, se ha ido desmoronando en lo deportivo y en lo económico. Según Cinco Días, cerró el ejercicio 2006-07 con un incremento de la deuda de un 27% hasta alcanzar los 370,9 millones.

El guardameta del Valencia, Santiago Cañizares.
El guardameta del Valencia, Santiago Cañizares.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS