Reportaje:

"Un encuentro poco exigente"

Schuster atribuye lo "espeso" del juego madridista al "poco peligro" creado por el adversario

No se sabe si la insatisfacción que convierte a Bernd Schuster en un hombre cabizbajo tiene su origen en su juventud demasiado emocionante o, como dice él, es la consecuencia fatal de su condición de alemán. Al técnico del Madrid los partidos como el de ayer lo deben transportar a un estado que mezcla la irritación con el aburrimiento. Lleva mal los trámites funcionariales. "El rival nos ha creado tan poco peligro que el partido ha sido un poco espeso", dijo con un gesto airado, como si hubiera esperado algo más de Osasuna. "El encuentro ha tenido poca historia. Ha sido tan poco exigente que a nuestros jugadores les ha costado meterse en él y hemos tardado demasiado en conseguir el segundo gol", apostilló a renglón seguido.

Schuster estaba más decepcionado con el partido que su homólogo El Cuco Ziganda, que perdió los tres puntos. Tan fastidiado se fue a su casa que, cuando un periodista de Pamplona le preguntó si le había gustado algún futbolista de Osasuna, le respondió con un esperpento. "Estoy muy lejos del campo y no tuve tiempo para fijarme en los jugadores", dijo. La sala guardó silencio. Todo el mundo sabe que el banquillo local está a cuatro metros del campo.

Abandonó Schuster el estadio diciendo que el choque "no fue un ensayo" para el clásico del domingo que viene, contra el Barça, en el Camp Nou. También le dio tiempo a lamentar la ausencia de Messi. "Para ellos, es una baja importante", dijo; "pero a mí me gustaría que jugara. Yo habría preferido verle contra nosotros".

Van Nistelrooy, que cumplió 50 partidos en la Primera División española con el Madrid, salió del vestuario con la palabra "regular" en la boca. "Hemos estado regular", dijo. "He hecho un gol importante porque en la primera parte no hemos jugado bien y... tampoco en la segunda parte. Sneijder me ha dado un buen pase y él ha marcado luego. Creo que este gol le vendrá bien porque estaba jugando a un buen nivel y necesitaba ganar confianza. Ya se puede decir que le hemos recuperado. Robben también está recuperándose. Por suerte, estamos en forma", añadió.

El holandés admitió que el equipo fue presa de un anticlímax. "Estos partidos son así porque venimos de jugar con mucha tensión en la Champions y ahora vamos a Barcelona", opinó; "normalmente, jugamos mejor. Así que esta vez con los tres puntos ha sido suficiente".

"Era importante que lográramos una victoria para ir al Camp Nou con cuatro puntos de ventaja", reflexionó a continuación Van Nistelrooy. "Así podremos ir allí a jugar al ataque, sin temores. Será un partido muy difícil y es mejor ir con la seguridad de que, pase lo que pase, seguiremos siendo los líderes del campeonato", concluyó.

El partido mereció entrar en la categoría del trámite oficial. Gracias a ello, Raúl pudo apuntar otro hito en su carrera. Desde ayer es el jugador del Madrid que más partidos ha jugado en la Liga, sólo por detrás de Sanchis, al que superará si es capaz de disputar 81 más. Ante Osasuna, sin embargo, Raúl hizo uno de sus partidos más vulgares de la temporada, pero ya puede decir que suma 462 presencias en el torneo, una más que Santillana.

Raúl se lamenta tras desaprovechar una oportunidad de marcar.
Raúl se lamenta tras desaprovechar una oportunidad de marcar.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50