151 colegios públicos abrirán hasta las 11 de la noche

La Xunta da ayudas a 12 municipios para contratar monitores

El Programa de Apertura de Centros fuera del Horario Escolar se probó el curso pasado en las ciudades de Pontevedra y Lugo y desde el lunes se extenderá a 10 ayuntamientos más. En total, 151 colegios de educación infantil y primaria de Vigo, A Coruña, Ourense, Santiago, Ferrol, Vilagarcía, Carballo, Ribeira, Monforte y Ribadeo, con Lugo y Pontevedra, podrán abrir hasta las 11 de la noche sus instalaciones deportivas para ayudar a "conciliar la vida familiar y laboral de los padres" y "optimizar los recursos", tal y como señaló en la firma del convenio, ayer en Compostela, el alcalde pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores.

Allí, en el acto de presentación posterior a la rúbrica del convenio, en la que estuvieron presentes regidores o concejales de los 12 municipios más poblados de Galicia, la conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo, y la de Educación, Laura Sánchez Piñón, explicaron que los colegios no sólo permancerán abiertos desde las 18 hasta las 23 horas de lunes a viernes, sino que abrirán los sábados y también los domingos por la mañana. Para estar en los colegios hasta última hora los niños deberán apuntarse a actividades extraescolares, previo pago de un precio "simbólico" por parte de las familias. El resto del gasto correrá por cuenta de la Administración.

Más monitores

Después de acordar con las asociaciones de padres el horario (que puede no alcanzar las 23 horas en algunos casos) además del tipo y el número de actividades que se realizarán, los ayuntamientos se responsabilizarán de la contratación del personal que tomará el relevo de los profesores al mediodía y después de las clases. Con este fin las dos consellerías implicadas aportarán una serie de ayudas que, en el caso de Educación serán para este curso de 515.000 euros y, en el de Cultura, de 172.000.

Vigo, con más población y 40 CEIP, recibe la misma cantidad (80.000 euros) que A Coruña (con 25 centros), Pontevedra (con 15), Santiago (con 14) y Lugo (con 11). Sánchez Piñón, que pretende extender el programa a más municipios en 2009, justificó este hecho en que Vigo ya percibió ayudas anteriores para comedores escolares.

Será precisamente en los comedores donde se llevarán a cabo algunas de las actividades previstas, todas ellas enfocadas a inculcar buenos hábitos alimentarios en los alumnos. Algunos colegios servirán incluso desayunos y meriendas para que los niños reciban una dieta equilibrada y aprendan a comer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de diciembre de 2007.