Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:15ª jornada de Liga

Luis Fabiano salva otra vez al Sevilla

Al Sevilla le bastó con Luis Fabiano para primero encarrilar y posteriormente amarrar un partido y tres puntos que no podía permitirse dejar atrás. Eso es lo bueno para los de Nervión. Lo malo es que el delantero brasileño es lo único que tienen. Bueno, y Navas, que ha recuperado el coraje para mirar a la cara a los defensores y el temple para encontrar el pase bueno.

Luis Fabiano siempre ha sido un jugador de actitud desapegada, de esos que cuando está en el banquillo, rodeado de compañeros al borde del colapso nervioso, pareciera que estaba viendo tenis y comiendo fresas en Wimbledon. Puede que sea eso precisamente lo que está salvando al Sevilla. Luis Fabiano parece ajeno a los males que lastran a compañeros y está completando su mejor temporada en Europa. Con los dos marcados ayer, el brasileño ya suma una decena de goles en la Liga.

SEVILLA 3 - MURCIA 1

Sevilla: Palop (De Sanctis, m. 89); Alves, Fazio, Mosquera, Dragutinovic; Navas, Maresca (Renato, m. 75), Keita, Duda; Kerzhakov (Kanouté, m. 71) y Luis Fabiano. No utilizados: Martí; Hinkel, Capel y Koné.

Murcia: Notario; De Coz, Arzo, Ochoa; Richi (Gallardo, m. 80), De Lucas (Regueiro, m. 52), Movilla, Abel; Íñigo y Goitom (Baiano, m. 62). No utilizados: Carini; Marañón, Mejía y Bruno.

Goles: 1-0. M. 3. Luis Fabiano. 2-0. M. 58. Maresca, de penalti. 2-1. M. 66. Baiano. 3.-1. M. 92. Luis Fabiano.

Árbitro: Rodríguez Santiago. Amonestó a Luis Fabiano, Fazio, Richi, Peña y Ochoa.

Sánchez Pizjuán: 40.000 espectadores.

El partido de ayer lo abrió y lo cerró él. Y lo perdió el Murcia, un equipo tan bien educado y tan aplicado como falto de remate. Los subidones y bajones del Sevilla marcaron el encuentro. Los visitantes sólo lograron hacer daño hurgando en la sangrante herida de la defensa sevillista. Y, en una de ésas, marcaron gol. Ya insuficiente para empatar tras el penalti que sólo el árbitro, el línea y el pinganillo vieron. Peña cometió una falta estruendosa sobre Kerzhakov, eso no lo puede negar nadie. Pero el patadón se lo pegó al ruso fuera del área de Notario, y eso parecía que lo había visto todo el mundo. El Murcia no tuvo filo para sacarle jugo a su estrategia de bombardeo al área de Palop.

La victoria sevillista se adornó con un nuevo gol de Luis Fabiano tras un jugadón de Navas. Pero no hubo buenas noticias. Sí malas: Palop se rompió un dedo y se perderá muchas semanas de la temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2007