Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi retoma la revisión del PGOU con ocho años de retraso

La historia de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad de Alicante se ha convertido en un via crucis que ya dura ocho años. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante aprobará hoy la convocatoria del concurso para culminar la adaptación del plan a la legislación vigente. Una adaptación que inició en 1999 el arquitecto catalán Lluís Cantallops, pero que se quedó interrumpida por el despido del técnico por parte del Consistorio tras las críticas formuladas por éste al Plan Rabassa. Cantallops fue despedido en 2006 y la rescisión del contrato supuso a las arcas públicas 32.770 euros.

Tras el despido, el Consistorio encargó a los arquitectos José Vicente Jornet y Francisco Picó un estudio previo con el que se pretendía conocer cómo adaptar lo ya revisado a la Ley Urbanística Valenciana (LUV). Año y medio después del despido de Cantallops, parece que la revisión del PGOU se encarrila por fin. La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Sonia Castedo, defendió hace unos días la intención de agilizar los plazos de revisión del documento. Anticipó que en la adjudicación del concurso, con un presupuesto previsto de 541.000 euros, se primará "la reducción de plazos". La intención es presentar el nuevo PGOU durante el primera trimestre de 2008.

La oposición se muestra escéptica con el anuncio y muy crítica con una revisión que el Ayuntamiento aseguró que estaría concluida este año, según recordó la portavoz socialista, Etelvina Andreu. "De nuevo los deberes sin cumplir", apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2007