Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:'Casting'

Todo por un sueño

Cuatro busca bailarines y personas con un talento fuera de lo común

José Javier León, Joja para los amigos, ha cumplido 23 años y estudia quinto de Ingeniería Aeronáutica, pero dice que ya bailaba en el tacataca. Sandra López es licenciada en Educación Física y se gana la vida como profesora de danza del vientre. Emilio, de 24 años, tiene una empresa de gogós y animación y ha actuado en series de televisión como Un paso adelante (Antena 3). A los tres les mueve el mismo sueño: participar en Fama ¡a bailar!, el nuevo programa de Cuatro, que se estrenará a finales de diciembre.

La última prueba de selección de candidatos se celebró ayer en Madrid. En los próximos días, los 80 bailarines seleccionados en la primera fase del casting -se han recibido más de cinco mil llamadas de todos los rincones de España- participarán en los exámenes definitivos, de los que saldrán los concursantes, en un número todavía por determinar, pero que puede rondar "entre los 16 y 24 participantes", según Pablo del Pozo, director del formato producido por Zeppelin, que se sorprende "del gran nivel" de los aspirantes, incluso de los amateurs. Con mayor o menor experiencia danzarina, han mostrado su valía en toda clase de estilos: clásico, moderno, flamenco, salsa o tango, aunque les chifla "el hip-hop, el funky o el break dance", tal como asegura Del Pozo. El baile es "un universo por descubrir", añade. El premio para el ganador será una beca en una prestigiosa escuela extranjera.

Una vez seleccionados, recibirán lecciones magistrales de un grupo de reconocidos instructores. La peculiar escuela de baile estará dirigida por Víctor Ullate Roche. Fama ¡a bailar¡ no es un programa para profesionales o gente con experiencia, pero el director señala que el jurado valorará "la técnica, el talento y un estilo definido". Asimismo, apunta que las nuevas tendencias del baile "son más fáciles para los espectadores".

Más pruebas

Cuatro también está inmersa en el proceso de selección de otro programa: Tienes talento. "Porque yo lo valgo", el popular eslogan de una no menos popular marca cosmética, es el lema que anima a una gran parte de los aspirantes a participar en Tienes talento, el nuevo programa de Cuatro, que produce Grundy. Este formato es la última creación de Simon Cowell, responsable de Factor X, otro éxito internacional que la cadena de Sogecable estrenó hace unos meses.

Hans es la primera vez que acude a un proceso similar. "Quiero demostrar el artista que llevo dentro", dice. Tiene 39 años y se gana la vida como dependiente mientras le llega su gran oportunidad: triunfar como bailarín. Él y otro centenar de personas acudieron a las primeras pruebas de Tienes talento en un hotel madrileño. Hans interpreta su número, una mezcla de danza clásica, fusión y artes marciales, al son de Cecilia, la archifamosa canción de Simon & Garfunkel.

Este talent show, que ha triunfado en países como Estados Unidos, Reino Unido o Francia, está abierto a todo el mundo. No importa la edad, procedencia, sexo, formación o especialidad artística. Para su director, Ferrán Estellés, el concurso pretende "encontrar personas capaces de sorprender con sus aptitudes". Cualesquiera que éstas sean. Así, por los cuatro salones habilitados para los exámenes han pasado magos, payasos, bailarines, cantantes, monologuistas, guitarristas.... "Se trata de llevar las artes escénicas a la televisión y que que los concursantes dejen a los espectadores con la boca abierta".

José Ignacio es fontanero, y hace cuatro años, ya cumplidos los 40, descubrió su vocación como tenor lírico, y ni corto ni perezoso empezó a dar clases con dos profesores. Se siente tan seguro que no ha dudado en acudir a la llamada de Cuatro para interpretar dos fragmentos de ópera. "Quiero transmitir emociones con mi voz", resume.

Por la sala desfila un joven argentino diestro en manejar el diábolo, parafraseando a Antonio Machado. También pasa la zamorana María Elena, que se define como cantante-poeta. "Hay que probar en la vida y yo soy una atrevida", declara. Por atreverse se atreve a cantar a capela Himno al amor, de Mirelle Mathieu, "una canción muy difícil", matiza Estellés.

"Todos tienen mucho mérito y son muy valientes", señala el director, que destaca la capacidad de Tienes talento para "impulsar carreras". Y cuenta el ejemplo del ventrílocuo Terry Fator, ganador de la segunda temporada de la edición estadounidense. "Fator se iba a retirar, pues en su última actuación sólo había un niño como espectador", explica. Pero fue al concurso y conquistó al público con sus muñecos, que imitan a artistas como Garth Brooks, Roy Orbison, James Blunt o el mismísimo Louis Armstrong.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2007