Carrozas de marca para los Reyes Magos en Hortaleza

Los vecinos no podrán construir este año los vehículos para la cabalgata

Desde hace 20 años, a los Reyes Magos les construyen las carrozas en Hortaleza. Hasta ahora, varias asociaciones de este distrito (100.000 habitantes) se coordinaban con la Administración local para fabricar esos vehículos, que transportaban cada 5 de enero a los Magos.

Ya no será así, a pesar de las protestas de muchas de las asociaciones vecinales. La nueva concejal del distrito, Elena Sánchez Gallar, ha decidido acabar con esa tradición e implantar un nuevo método: ahora será una empresa privada la encargada de hacer la cabalgata.

"Es por seguridad; ésta es una actividad con niños", dice la concejal del barrio

"La razón es fundamentalmente la seguridad", asegura la concejal. "Me parece que las carrozas que se hacían no reunían las condiciones adecuadas para una actividad en la que hay niños implicados", explica, a pesar de que en todos estos años nadie recuerda ningún incidente ni durante ni en la preparación de la cabalgata. Según Sánchez Gallar, que proviene del distrito de Ciudad Lineal -"donde se hacía una cabalgata muy espectacular", dice-, los vecinos de Hortaleza se merecen lo mismo, quieran o no. Y por eso ha sacado a concurso público esta actividad. Sólo se ha presentado una empresa denominada Yeiyeba, SL, que, a falta de competidor, ha ganado el concurso.

Algunas de las asociaciones de vecinos han mostrado su desacuerdo. "Todo ha funcionado estupendamente de siempre, era una manera estupenda de implicar a los chavales del barrio, de trabajar en equipo, y ahora se lo van a cargar de un plumazo", dice Ignacio Cavero, uno de los monitores de la Asociación Fray Escoba.

"No hemos quitado a nadie la participación, lo que hemos hecho es ampliarla a más gente porque la cabalgata la montaban sólo cuatro asociaciones, que son las únicas de 15 que están en contra, y éste es un barrio en expansión", justifica la concejal. Según ella, no cabía una solución intermedia que garantizase al mismo tiempo la seguridad de la actividad y la implicación de las asociaciones y de los chavales en su ejecución.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así que este año, en unas cuantas asociaciones de vecinos nadie se está encargando de ver cómo se repartirá el presupuesto que anualmente daba la Junta de Distrito para comprar las maderas en la carpintería del barrio y los papeles de colores en la papelería. Ni para alquilar los tráilers y la carpa del descampado, que protegía a las carrozas y a sus artífices del frío en los días previos a la cabalgata. Toda esa actividad que movilizaba a decenas de familias ha desaparecido de un plumazo.

Centenares de niños y jóvenes de este distrito madrileño sienten que este año les han robado su cabalgata y sus particulares Reyes Magos, ya que, además, no recorrerán las calles de siempre del casco viejo de Hortaleza (las zonas más humildes del distrito), sino que irán por las zonas nuevas ("del distrito en expansión, adonde llega el metro y el autobús", en palabras de Sánchez Gallar) y por los centros comerciales.

Eso sí, serán carrozas de marca, avaladas por patrocinadores de toda índole, muy acorde con los tiempos que corren.

Carrozas hechas el año pasado por los vecinos de Hortaleza.
Carrozas hechas el año pasado por los vecinos de Hortaleza.

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS