Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parot: "ETA no cuenta con nosotros"

El terrorista, en prisión por 26 asesinatos, niega saber nada del falso encuentro de la banda y el PSE: "Si llevo 17 años preso, ¿cómo voy a ser yo el que negocie?"

El terrorista Henri Parot Navarro, Unai, condenado a más de 5.000 años de presidio por 26 asesinatos, ha negado durante una conversación en la cárcel cualquier posibilidad de que él o el ex jefe etarra Francisco Mujika Garmendia, Pakito, tengan o hubieran tenido la mínima posibilidad de haber auspiciado un encuentro entre ETA y el PSE. Tras conocer en prisión que El Mundo publicaba el lunes pasado que él había colaborado para que se celebrara esa reunión negociadora en octubre pasado, Parot exclamó: "Pero si yo llevo 17 años preso, ¿cómo voy a ser yo el que negocie? (...) Nosotros estamos presos y los presos no... Vamos, otra cosa es el que está en la calle, pero nosotros, nadie, ETA no cuenta con nosotros". El asesino Parot, quien mató a varios niños en sus atentados, calificaba la noticia de "invento", según han confirmado a EL PAÍS fuentes de prisiones.

Parot -preso desde que fue detenido en abril de 1990 en Sevilla, adonde se dirigía para cometer un atentado a gran escala- fue trasladado a finales del pasado mes de octubre desde la cárcel de Córdoba al recién estrenado centro penitenciario de Puerto III, en El Puerto de Santa María (Cádiz), por ahora más desahogada de presos.

Esta misma semana tuvo conocimiento en dicho penal de que El Mundo aseguraba que él y Pakito habían patrocinado un encuentro entre el PSE y ETA, a mediados de octubre, en la frontera de Austria, pese a que socialistas y Gobierno aseguraban que no había atisbo alguno de abrir un nuevo proceso de paz.

Mientras el Gobierno y los socialistas negaban esa reunión (han calificado la información de "patraña"), la policía aseguraba que la nota que hablaba del supuesto contacto había sido archivada por contener "información" falsa y el PP exigía públicamente explicaciones al Ejecutivo, Henri Parot mostraba su sorpresa porque lo metieran en el ajo, pese a estar preso.

"¡Qué me dicen!, no sabía nada", exclamó cuando fue informado sobre la noticia del falso contacto, supuestamente celebrado entre el 15 y el 21 de octubre, aunque la emisora de radio City FM había informado el 12 de ese mismo mes que el encuentro se había celebrado en la primera semana de octubre. La fuente que había informado a la policía del falso contacto procede de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). "¿En El Mundo dicen? ¿Yo? Si llevo 17 años preso, ¿cómo voy a ser yo el que negocie?", insistió sin salir de su asombro, según han informado a EL PAÍS fuentes de prisiones que han tenido acceso al contenido de la conversación.

Los interlocutores de Parot, a la vista de su locuacidad, siguieron tirándole de la lengua sobre dicha información. "No, que va, que va, eso es mentira. Yo no he hecho nada de eso. ¡Y encima con Pakito!". Este último fue máximo dirigente de ETA hasta su detención en la localidad vasco francesa de Bidart en 1992. Mujika Garmendia ha sido expulsado de ETA por sus críticas a la banda, pero sigue siendo partidario de lo que ese mundo llama la lucha armada.

Para el terrorista, la noticia de ese contacto tiene un nombre: "Todo eso son inventos, la mayoría de las veces son inventos". Parot es uno de los terroristas habitualmente invocados por el PP y sus medios afines para alentar todo tipo de tesis. Ya durante las pesquisas del 11-M se le vinculó con el islamista Abdelkrim Bensmail, preso en la cárcel de Villabona (Asturias) porque éste tenía la dirección de Parot en la cárcel de Córdoba. Ambos negaron tener relación alguna durante el juicio y menos que se hubieran pasado el uno al otro la fórmula del explosivo casero cloratita que el islamista en prisión, mano derecha de Allekema Lamari (uno de los siete suicidas de Leganés), supuestamente tenía en su celda.

El etarra, además, muestra durante la conversación cierto descontento por la situación de los presos etarras, por el hecho de que ETA no parece contar con ellos para nada. "Nosotros estamos presos y los presos no... Otra cosa es el que está en la calle, pero nosotros... Nadie cuenta con nosotros".

El Gobierno viene señalando desde hace semanas que, efectivamente, ETA no tiene en cuenta a sus presos (456 en España a fecha 30 de junio de este año), lo que ha sido percibido por parte del colectivo con desánimo. Esta misma semana, tras la publicación de la existencia del falso contacto entre miembros de ETA y cargos del PSE, el ministro del Interior declaró: "ETA jamás se preocupó por sus presos durante todo el proceso de diálogo en el País Vasco; casi diría que se preocupó por todo menos por sus presos. No parecía un problema acuciante para ellos". No obstante, también en las últimas semanas el entorno de la banda ha enviado emisarios a las cárceles para conocer el estado de ánimo de sus presos y su visión de la actual situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2007