Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad el vecino de Lizartza que amenazó a la alcaldesa

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dejó ayer en libertad, sin imponerle ninguna medida cautelar, al vecino de Lizartza Pedro María Olano, que presuntamente amenazó de muerte a la alcaldesa de esa localidad guipuzcoana, Regina Otaola (PP), cuando el pasado 7 de septiembre ella colgó la bandera española del balcón consistorial, como marca la ley. Otaola sostiene que este joven le dijo: "Vas a morir".

Pedraz señala que el delito de amenazas que se imputa a Olano "no lleva aparejada pena grave" y que no existe riesgo de fuga, porque "el imputado ha acudido voluntariamente a la citación judicial". Por ese motivo no le impone medidas cautelares "salvo las propias que afectan a cualquier imputado": acudir a las citaciones o comunicar cualquier cambio de domicilio.

Lizartza (600 habitantes) es un feudo tradicional de Batasuna que ahora gobierna el PP porque éste fue el único partido legal que se presentó a las elecciones de mayo. La izquierda abertzale ha declarado que la alcaldesa Otaola "no es bienvenida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2007