Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Clasificación para la Eurocopa 2008

"Soy como la leche, tengo fecha de caducidad"

Luis insiste en que dejará la selección tras el torneo de Austria y Suiza

Luis Aragonés dio una imagen de tranquilidad anoche en el estadio Bernabéu. Enfundado en un chándal rojo, el seleccionador español se mantuvo sentado en el banquillo la mayor parte del tiempo. Se levantó muy pocas veces. Lo hizo para dar algunas indicaciones tanto a Sergio Ramos como a Iniesta en la primera parte. Antes de que empezara el recital de juego y goles de la selección. Luego, disfrutó del encuentro, de la afición y del pase a la fase final de la Eurocopa de Austria y Suiza, por el que nadie apostaba el año pasado a estas alturas.

Al final, en la sala de prensa, ante los periodistas, Luis conservó la misma tranquilidad, pero, eso sí, confesó que le molestaron algo los gritos de apoyo a Raúl y reiteró una y otra vez que él mismo tiene fecha de caducidad. "Estoy contento por la clasificación. Sobre todo, recordando aquellos partidos perdidos al principio. No fuimos inferiores en ninguno de ellos. Siempre supe que nos clasificaríamos porque, técnicamente, somos los mejores de nuestro grupo. No hay nadie que la toque tan bien como nosotros", analizó Luis. "Nadie imaginaba una Eurocopa sin España", expuso Iniesta. "Objetivo cumplido, ¿no?", preguntó el medio del Barça, quien destacó "la forma de jugar. Se ha apostado por un bloque ofensivo. No hemos dejado ninguna opción a Suecia".

"En los momentos difíciles se puede criticar. Pero es que hubo insultos"

"Hemos tenido el balón siempre y eso no cansa, no desgasta"

El seleccionador se mostró más comedido: "Ha sido complicado, pero siempre lo es después de un Mundial. Italia es un ejemplo de ello. Ha tenido problemas para clasificarse". Luis se acordó de todas las críticas que le llovieron en el último año, pero no quiso entrar en polémicas. "Estoy feliz por los jugadores porque sé que lo han pasado mal conmigo. Siempre les decía: 'Si corremos y peleamos, con el fútbol que hacéis, no va a haber problemas", confesó. Y agregó con cierta pesadumbre: "Yo entiendo que en los momentos difíciles se puede criticar, pero es que lo que ha habido son insultos. Y eso es lo que no me ha gustado".

Luis destacó igualmente el gran momento que está viviendo la selección. "Hemos sido superiores al equipo sueco durante todo el partido. Ellos han llegado a la portería una sola vez y luego han desaparecido. Hemos tenido el balón siempre y eso no cansa, no desgasta. Lo malo es cuando el contrario te hace correr. Pero Suecia no lo hizo, ha sido inferior en todo momento. Nuestro conjunto está viviendo un momento muy bueno. Tiene una seguridad impresionante. Creo que ahora mismo es muy difícil ganarnos", comentó. La misma impresión tenía Capdevila. "Hemos disfrutado muchísimo, como en Dinamarca", reconoció el lateral del Villarreal, autor del primer gol, mientras se llevaba de recuerdo la camiseta de Ibrahimovic. "No es para mí, es para Cazorla", se despidió.

El seleccionador pasó de puntillas entre tanta alegría. Luis es consciente de que su presencia al frente de la roja terminará el 1 de julio de 2008. "Tengo fecha de caducidad. Y lo sabéis todos", contestó cuando le hicieron notar que siempre que un equipo se ha clasificado para la Eurocopa ha contado con la renovación automática del técnico por parte de la Federación.

Quizá por eso el preparador no estará el próximo domingo en el sorteo de la fase de clasificación para el Mundial de Suráfrica 2010. "No voy porque tengo que hacer cosas mías aquí, en Madrid, no porque no me hayan invitado. Tenemos un director deportivo [Fernando Hierro] que podrá ir a todos esos sitios", aseguró.

"En el caso de que ganara la Eurocopa, ¿se quedaría?, se le insistió". "Tengo fecha de caducidad. Soy como la leche. Cuando te pasas, ya no te pueden beber", argumentó. Sonaba a adiós. Se dieron cuenta hasta las luces de la sala de prensa. Una de ellas se quemó soltando chispas cuando el seleccionador abandonó la estancia.

La fiesta de la clasificación europea fue empañada por algunos hinchas violentos. Un grupo de Ultras Sur dio una paliza a un cámara de Tele 5 fuera del estadio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2007