Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galiano declara que se eligió a Eisenman "sin presiones"

La comisión parlamentaria que analiza la gestión pública en la Cidade da Cultura escuchó ayer las opiniones del arquitecto Luis Fernández Galiano, uno de los miembros del jurado que participó en la elección del proyecto del arquitecto estadounidense Peter Eisenman para su ejecución en el monte Gaiás. Fernández Galiano desmintió la existencia de "presiones" por parte del entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, sobre los miembros del jurado para que eligiesen el proyecto de Einsenman. La existencia de presión política fue denunciada la semana pasada en la misma comisión por otro de los miembros del jurado, Wilfried Wang.

Fernández Galiano calificó como "disparatada" la hipótesis de que el entonces presidente de la Xunta presionase a un colectivo compuesto por una mayoría de arquitectos de perfil "no conservador". Recordó que el jurado estaba integrado por 11 técnicos y dos políticos, y realizó un relato pormenorizado de cómo se desarrollaron las deliberaciones para elegir el proyecto de Einsenman, frente a las otras opciones que llegaron a la última fase del concurso en agosto de 1999.

Según explicó Fernández Galiano, Eisenman estuvo en cabeza en las cuatro votaciones que se celebraron para elegir el proyecto ganador. El diseño del arquitecto gallego Manuel Gallego Jorreto ocupó la segunda posición en las tres primeras votaciones. En la cuarta simplemente se refrendó el proyecto de Eisenman, que sólo contó con la oposición de Wang.

Un gran jurado

"Creo que hubo un gran concurso, un gran jurado y unos grandes competidores. Además, espero que el proyecto sea un gran éxito de Galicia y los gallegos", indicó Fernández Galiano, quien hizo un llamamiento a los grupos parlamentarios para que suscriban un "pacto de Estado" para que la Cidade da Cultura llegue a buen puerto.

Ante las preguntas de los portavoces de los grupos, el arquitecto apuntó que algunos proyectos tienen desviaciones presupuestarias incluso mayores de las que se registran en el Gaiás, aunque aclaró que durante el concurso no se prestó especial atención a este aspecto. El portavoz del PP, Ignacio López-Chaves, acusó a socialistas y nacionalisdtas de "no creer" en la Cidade da Cultura, mientras que Concepción Burgo (PSdeG) y Xosé Ramón Paz (BNG) insistieron en que no cuestionan el proyecto de Einsenman sino su gestión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 2007