Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAIME LISSAVETZKY | Secretario de Estado para el Deporte | Madrid acoge la Conferencia Mundial Antidopaje

"Hay que empezar a hablar más de salud que de dopaje"

Para un secretario de Estado cuyo motto durante la legislatura ha sido "tolerancia cero contra el dopaje", ser anfitrión en Madrid de la III Conferencia Mundial contra el Dopaje le viene como anillo al dedo. "Madrid, y por lo tanto España, va a ser centro de referencia del deporte mundial", dice Jaime Lissavetzky.

Pregunta. ¿Tanta importancia tiene la Conferencia?

Respuesta. Más allá de los representantes olímpicos y gubernamentales que participen, que serán muchos, la revisión del Código es necesaria. Tenemos que trabajar a favor del deportista en aspectos como la certeza científica y la seguridad jurídica.

P. ¿Justifica el espectro del dopaje la intromisión de las federaciones en la vida privada de los deportistas?

"En el Código hay que buscar el equilibrio entre flexibilidad, eficiencia y respeto"

R. Yo, en mi intervención, destacaré aspectos ligados a la protección de datos, a cuestiones como las franjas horarias nocturnas en que no se pueda hacer tomas de muestras... Se ha construido un modelo muy útil, pero a veces inflexible. Hay que buscar el equilibrio entre flexibilidad y eficiencia. Es un debate pertinente más allá del caso Kasheckin. Queremos estar contra el dopaje y proteger la salud del deportista, pero también respetar sus derechos fundamentales, como figura en la ley antidopaje de España.

P. Da la impresión que la puesta en marcha de esta ley, sin embargo, está siendo lenta.

R. La ley marca un antes y un después y estoy satisfecho de su desarrollo porque no era una ley sencilla: es orgánica, implica a cuatro ministerios, necesita decretos de desarrollo... Ya hemos creado dos comisiones, de Salud y Dopaje, que han lanzado ya la tarjeta de salud del deportista.

P. Sin embargo, apenas ha habido cambios aparentes en España en la persecución del dopaje.

R. Antes de la ley, ya estuvo el Plan. Y en prevención y en investigación podemos sacar pecho. España es un ejemplo. A través del Plan Nacional de Investigación, y solamente en 2005 y 2006, se financiaron 12 proyectos de investigación antidopaje con 1,9 millones de euros: dopaje genético, detección de EPO, de hormonas sintéticas...

P. Pero lo que cuenta son los controles antidopaje también...

R. Y, en 2006, en España se han realizado más de 10.000 controles, de ellos el 42-43%, fuera de competición, por sorpresa, siguiendo los criterios de la AMA. En ciclismo, por ejemplo, se han hecho más de 2.000 controles antidopaje y más de 700 de salud, lo que nos ha costado más de 200.000 euros.

P. Unos controles que, en su mayor parte, se dirigen a los profesionales, a los que ya controlan sus federaciones internacionales. ¿No sería más importante centrarlos en juveniles y amateurs? ¿Se controlan las canteras de fútbol?

R. El CSD tiene sobre todo relación con los deportistas de élite y lo que queremos es ejercer un liderazgo en una tarea en la que tienen que implicarse las comunidades autónomas, pues no olvidemos la organización del Estado en España. En fútbol se hacen controles en Primera, Segunda y Segunda B.

P. ¿Hay algún plan especial con vistas a Pekín?

R. Todos los atletas del ADO tienen un seguimiento de salud extraordinario. Y, como en Atenas, todos los que vayan deberán pasar obligatoriamente dos controles entre abril y agosto.

P. Hablando de salud, se ha puesto en marcha una ponencia sobre la muerte súbita. ¿Podría aconsejar que el Estado tenga derecho a prohibir competir a todo deportista con problemas cardiacos?

R. Que nadie se crea que hay soluciones mágicas. Muertes súbitas se han producido y se producirán. Lo que queremos es normas generales que puedan servir para autonomías y federaciones y recomendaciones para el deportista. Aquí se les hacen todos los controles, ecos, electros... A partir de ahí, hay modelos de respuesta. Está el italiano, que, con todo respeto, no es de la máxima utilidad. La peor ley es la que no se puede aplicar. En Italia hay una ley que priva de licencia si no se pasan unos controles o si el resultado es negativo. ¿Qué se ha conseguido con esto? Que los deportistas se vayan al extranjero. Como Kanu. Creo que esa medida tan coercitiva tiene dificultades de aplicación. Yo lo que quiero es que haya mucha prevención, mucha información, mucha sensibilización, y que haya muchos controles de estado de salud. En el caso del triatleta Javier Gómez Noya, se pidieron varias opiniones, se creó una comisión de expertos y nos hemos puesto de acuerdo.

P. ¿Qué pasaría si a un español le diera un ataque en Pekín?

R. No conozco en España ningún caso de un deportista de alto nivel que haya fallecido por estas causas. Hay controles y la gente sabe cómo tiene las cosas. Una persona con el corazón hipertrofiado va a ser difícil que se clasifique para correr la maratón. Bueno, esto es una opinión muy personal. Hay que avanzar mucho más en el tema salud-deporte, que será un objetivo en la próxima legislatura. Yo seguiré aplicando el principio de tolerancia cero con el dopaje, pero me gustaría que se empezara a hablar más de salud que de dopaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de noviembre de 2007