Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez Varela a Eisenman: "Como le dirá Fraga, el proyecto tiene urgencia"

El ex conselleiro explica hoy al Parlamento su actuación en la Cidade da Cultura

Jesús Pérez Varela, conselleiro de Cultura durante los últimos gobiernos del PP y principal responsable de la Cidade da Cultura, urgía en septiembre de 1999 al arquitecto Peter Eisenman a darse prisa con la preparación del proyecto porque tenía "cierta urgencia" para el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga.

La grabación de la conversación entre Pérez Varela y Eisenman, una de las primeras entre ambos después de que el arquitecto norteamericano ganase el concurso internacional convocado para dar forma a la Cidade da Cultura, fue difundida ayer por la Cadena SER. La referencia a la necesidad de contar cuanto antes con los proyectos forma parte de una reflexión del conselleiro sobre los plazos: "Hablando de calendario, me olvidé de decir una precisión, que efectivamente sin reducir la calidad del proyecto ni coartar la capacidad creadora del profesor y maestro, nos gustaría que fuese lo más rápido posible; como le dirá el presidente del Gobierno de Galicia, el proyecto tiene una cierta urgencia".

De las prisas de Fraga también quedó constancia en el acta de otra reunión celebrada en Nueva York en abril de 2001. Entonces Pérez Varela recordaba a Peter Eisenman: "De nada sirve lo mejor del mundo si no se acaba. La pérdida de tiempo es muy importante para nosotros; el presidente Fraga sólo pregunta cuándo empezamos".

La urgencia del presidente, combinada con las dificultades del estudio de Eisenman a la hora de transformar su diseño original en proyectos concretos susceptibles de ser sometidos a concurso de obras, acabaron forzando, año y medio después, la modificación de su contrato y el encargo de la redacción de los proyectos ejecutivos a la unión temporal de empresas formada por Andrés Perea y Euroestudios.

En otro momento de la conversación reproducida ayer por la SER, el conselleiro habla de la importancia del proyecto: "Lo que se pretende son dos cosas. La primera y fundamental es que marche muy bien, y que los niveles de control y calidad sean extraordinarios, y lo segundo es un mero trámite administrativo, que es el control del dinero público, es decir, que alguien tiene que llevar el control tanto de los trabajos por parte de ustedes como por parte de la administración". Con todo, Pérez Varela manifiesta a Eisenman que sus explicaciones no deben ser tomadas "al pie de la letra" porque su intención es dar "ideas generales". "Nosotros estamos dando, si acaso, levadura; el pan lo tiene que hacer usted y su equipo. Su talento, su imaginación y su capacidad creadora decidirán cómo va a quedar, porque sino no contrataríamos a un maestro, contrataríamos a una persona", añade.

Un país con 'prepotencia'

El conselleiro, que hoy dará explicaciones (junto al entonces responsable de Economía, José Antonio Orza) en la comisión parlamentaria que investiga la gestión de la Cidade da Cultura, trata de hacer entender al arquitecto norteamericano la importancia que la Xunta quiere dar al edificio dedicado a las nuevas tecnologías, transformado por la actual Xunta en un Centro de Arte Internacional. "Galicia tradicionalmente, como usted sabe", explica Pérez Varela, "ha sido un país pesquero, agrario y ganadero, y queremos transformarlo en un país con prepotencia [sic] en los sectores de servicios, en el turismo, en la industria y, sobre todo, en la tecnología; como queremos que el proyecto sea un símbolo del siglo que viene, también lo que vaya dentro que sea un símbolo del siglo que viene, del nuevo milenio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 2007