Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las subcontratas de la familia de José Cuiña

La unión temporal formada por las empresas Necso (hoy Acciona) y Copasa, a las que los grupos parlamentarios socialista y nacionalista sitúan en el ámbito de influencia del Partido Popular, consiguió el 71,5% de las adjudicaciones de obras de la Cidade da Cultura.

Semejante grado de concentración es tan llamativo que ya fue calificado de "poco común" por el Consello de Contas cuando analizó la gestión del complejo del Gaiás. El órgano fiscalizador sostiene que en este hecho "pudo haber influido" la utilización de criterios de valoración que se decantaron a favor de estas empresas incluso cuando había empate en las puntuaciones con otras ofertas.

La importancia atribuida al conocimiento del proyecto por las bases de los concursos puede estar en el origen de esta concentración, según el Consello de Contas, porque hizo posible que Necso-Copasa ganase unas veces por tener la oferta más baja y otras sin tenerla, lo que pone de manifiesto el "margen de discrecionalidad" con el que se hicieron las adjudicaciones.

De todos modos, esta concentración no significa que Necso y Copasa sean las únicas sociedades presentes en la Cidade da Cultura. La lista de subcontratistas es muy larga y en ella destaca, por la importancia de su participación, la empresa Inasus, pieza clave del grupo empresarial propiedad de la familia del ex conselleiro de Política Territorial, José Cuiña.

La documentación en poder de la comisión del Parlamento que investiga lo ocurrido con la Cidade da Cultura prueba que la empresa Inasus obtuvo las subcontratas más sustanciosas del pastel del Gaiás: el 6,8% del edificio de servicios centrales (adjudicado a Necso-Copasa por 19,92 millones), el 13,25% de la Biblioteca (38,74 millones) y nada menos que el 19,29% del Museo de Historia (48,29 millones).

Sólo por su participación en las obras de construcción de estos tres edificios, para los que produjo y colocó en fachadas aluminio y vidrio, Inasus obtuvo subcontratas por un total de 15,7 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2007