Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ESCAPADAS

Una historia en doce murales

Del Museo de Free Derry a la Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte

Ruta para recordar tiempos convulsos. En Derry, ecos del famoso domingo sangriento y el arte mural de Rossville Street. Y en la región de Antrim, grandes paisajes y turismo de 'bed & breakfast'.

Han pasado 35 años desde el bloody sunday, aquel domingo sangriento que cambió el curso de la historia moderna de Irlanda del Norte y que el grupo musical U2 convirtió en una célebre canción. El restablecimiento de la Asamblea Autónoma del Ulster, tras las elecciones de mayo, ha contribuido a consolidar un proceso de paz, ya bien afianzado, que ha vuelto a situar este hermoso lugar en el mapa del turismo internacional.

La renovada energía y fe en el futuro que se percibe, casi palpable tanto en la ciudad de Derry como en las más remotas aldeas, no significa que los norirlandeses estén dispuestos a olvidar los hechos más trágicos y dolorosos de su historia reciente. Para que el recuerdo sirva de admonición a las generaciones futuras y todos aquellos que con su connivencia o indiferencia permitieron que se vertiera tanta sangre inocente, en Derry se ha abierto el Museo de Free Derry, que ilustra el desarrollo del movimiento para los derechos civiles en el Ulster, con especial atención al bloody sunday, cuando 14 manifestantes desarmados fueron asesinados por los paracaidistas británicos y muchos más fueron heridos de gravedad.

El museo se encuentra en el centro del barrio de Bogside, la parte católica y republicana de la ciudad, en Glenfada Park, justo donde sucedieron los hechos que siguen siendo objeto de una interminable investigación. John Kelly, uno de los impulsores del proyecto, indica con amabilidad dónde cayó abatido su hermano Michael, de 17 años, que, como muchos aquel día, fue tiroteado por la espalda. Así lo atestigua su camisa, que se expone junto a las imágenes y la cámara de William McKinney, quien continuó documentando las protestas hasta que también fue alcanzado por las balas a pocos metros de donde ahora se encuentra la entrada del museo.

En 35 años, afortunadamente, muchas cosas han cambiado, pero la apariencia del Bogside, con su enjambre de casas proletarias, permanece inalterada, así que resulta especialmente estremecedor reconocer en las películas y en las fotos en blanco y negro de McKinney los lugares que rodean el museo. El sonido real de aquel terrible día que acompaña toda la visita permanece en los oídos también durante el recorrido por el barrio, presidido por la frase "You are now entering Free Derry" (está usted entrando en Derry Libre), pintada en la misma piedra donde apareció una mañana de enero de 1969, tras la célebre batalla del Bogside, tres días de manifestaciones que culminaron con la declaración de una zona libre, que los nacionalistas conservaron hasta la despiadada reconquista por parte del ejército británico en 1972.

Doce grandes murales repartidos a lo largo de Rossville Street recuerdan los momentos más dramáticos de la lucha: las marchas pacíficas, Bernadette Devlin con el megáfono, un soldado británico derribando a patadas una puerta, y Bobby Sands, esquelético, envuelto en una manta (los presos políticos rehusaban el uniforme de los detenidos comunes), cuando lideró la huelga de hambre que le llevó a la muerte junto con otros nueve militantes del IRA. Sus autores son los Bogside Artists, un colectivo de tres artistas que se presta -previo acuerdo a través de su web- a compartir sus recuerdos en visitas guiadas.

El Bogside no es el único atractivo de esta ciudad amurallada, que algunos continúan llamando Londonderry (existe una disputa social y jurídica sobre el nombre oficial de la ciudad), construida alrededor de una abadía fundada en 546 por Saint Columbkille. Para entender su complicado presente es imprescindible desenmarañar su pasado con una visita al Tower Museum, donde no falta ni siquiera el maniquí de Robert Lundy, gobernador de la ciudad en 1689, que los protestantes legitimistas queman durante la celebración del Doce de Agosto, que este año, por primera vez en mucho tiempo, se ha desarrollado sin incidentes notables.

40.000 columnas prismáticas

Después del tumulto de emociones que supone la visita a Derry, la Calzada de los Gigantes (Giant's Causeway), a una hora escasa de Derry, enclavada en la costa norte de la isla, es como un remanso de paz infinita. No resulta difícil entender que este sorprendente paisaje formado por 40.000 columnas prismáticas de basalto se creyera obra de extraterrestres o, tal y como cuenta la leyenda, del astuto gigante Finn McCool. Sin embargo, está más que comprobado que las curiosas formas -un inmenso anfiteatro, un órgano y la bota de un gigante bebé, entre otras- se deben al enfriamiento repentino de ríos de rocas eruptivas hace millones de años.

Terminada la visita, muchos turistas se desplazan a otros enclaves dejando de lado el resto de esta zona, que tiene suficientes alicientes como para satisfacer al viajero más exigente durante varios días. Ballintoy House, un pequeño y coqueto bed & breakfast con vistas al mar, ubicado en la minúscula aldea de Ballintoy, es una base perfecta para descubrir las sorpresas y curiosidades de la región. Entre ellas: Carrick-a-Rede, un islote al que se llega con un puente de cuerda suspendido; White Park Bay, una playa de arena dominada por una pequeña iglesia y un viejo cementerio, donde poder disfrutar de románticas puestas de sol; los castillos de Dunluce y Kinbane, ruinas encantadas, rodeadas de leyendas, incrustadas en los acantilados; los pueblitos de Bushmill, que cuenta con una de las destilerías más antiguas del mundo, donde se produce el célebre whisky Blackbush, y Ballycastle, lugar donde en 1898 Guglielmo Marconi experimentó por primera vez el telégrafo con la isla de Rathlin.

GUÍA PRÁCTICA

Datos básicos- Prefijo teléfónico: 00 44 28.- Localización: la ciudad de Derry-Londonderry se encuentra 115 kilómetros al noroeste de Belfast.Dormir- Ballintoy House (20 76 23 17). Main Street, 9. Ballintoy. La doble, 43 euros.- White Park House (20 73 14 82). White Park Bay, Ballintoy. 86 euros.- Clarence Guest House (71 26 53 42). Northland Road, 15. Derry. La habitación doble, 71 euros.Visitas e información- Museo de Free Derry (71 36 08 80; www.museumoffreederry.org). Bloody Sunday Centre, 55. Glenfada Park. Derry. Abre de lunes a viernes, de 9.30 a 16.30. Entrada, 4,30 euros.- Turismo de Irlanda del Norte (www.discovernorthernireland.com).- Oficina de turismo de Derry (71 26 72 84; www.derryvisitor.com).- Calzada de los Gigantes (20 73 18 55; www.giantscausewaycentre.com).- www.antrim.gov.uk.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 2007

Más información