Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banca española luce beneficios récord en el trimestre de la crisis

Las cinco grandes entidades ganaron 15.350 millones hasta septiembre, un 19% más

Poco antes del verano, en plena efervescencia de grandes operaciones corporativas, un alto cargo de la Administración se lamentaba de que la banca española era de las mejores del mundo en el negocio comercial, pero no había conseguido ser un jugador internacional en banca de inversión. Sin duda miraba con recelo a otros Gobiernos que tenían entidades que se movían con soltura por el tablero europeo y por Estados Unidos. Hoy todavía estará agradeciendo que no se hayan atrevido a dar el paso.

Los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular- lograron un beneficio de 15.349 millones en los nueve primeros meses del año, un 19% más que el mismo periodo de 2006. Nada que ver con otras noticias de entidades de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o Francia. Las principales entidades del sector financiero español han sorteado con éxito la crisis suprime norteamericana y han demostrado su solidez. Incluso las divisiones de tesorería y mercados de capitales del Santander y del BBVA, actividades que más sufren con esta crisis, han incrementado sus beneficios respecto a trimestres anteriores. Al menos, hasta ahora.

Las razones de este comportamiento hay que buscarlas en la buena marcha de la economía española, lo que permite fuertes crecimientos del crédito (tanto hipotecario, al consumo como a las empresas), con baja morosidad. También América Latina ha cerrado un trimestre de gran crecimiento del negocio. La región que tantos disgustos provocó en 2001 y 2002, ahora es un maná en resultados. Por último, no hay que olvidar que las entidades han vendido participaciones empresariales y de bancos que han aupado los beneficios.

Ayer, Alfredo Sáenz, vicepresidente y consejero delegado del Santander, el segundo de Europa, alardeó de que "casi el 82% de los ingresos proviene de la banca comercial". Su resumen fue gráfico: "Hemos cerrado el tercer trimestre, que ha sido complicado por la crisis de liquidez y la falta de confianza, sin problemas porque no somos un banco de inversión internacional. El Santander está a salvo porque su balance es sólido, tiene liquidez y buena calidad en el riesgo".

Apuntó que los que peor lo van a pasar con las turbulencias serán los que no captan depósitos, como la banca de inversión o vendedores de un sólo producto, como seguros, hipotecas, créditos al consumo, etcétera. José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del BBVA, comentó el jueves que "el banco ha demostrado que en circunstancias adversas puede tener altos resultados recurrentes con bajo riesgo".

Esta situación contrasta con la de Citi, Bank of America, Deustche Bank, UBS, Merrill Lynch y otras entidades, con las que se codean los grandes bancos españoles, y que anuncian miles de despidos y pérdidas históricas.

Sin embargo, la alegría en España no será eterna. Para empezar, todavía no ha terminado la tormenta y, si se prolonga, podría haber entidades españolas (medianas o pequeñas) con problemas de liquidez. Además, España, junto con Irlanda, es el país con mayor riesgo de pinchazo inmobiliario, lo que puede subir con fuerza la morosidad, sobre todo entre los promotores. Al cierre del ejercicio, los datos serán más clarificadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007