Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado en Manila causa ocho muertos y 129 heridos

Al menos ocho personas murieron y otras 129 resultaron heridas al explotar ayer una bomba en uno de los mayores centros comerciales de Makati, el pulmón económico de Manila, según informaron fuentes oficiales. La bomba, elaborada con explosivo plástico C4, estalló hacia el mediodía en una de las entradas del centro comercial Glorieta de la capital de Filipinas, cuando estaba repleto de gente.

"Esto ha sido una bomba, pero más allá de eso no podemos decir nada, dado que seguimos investigando", declaró el general Avelino Razón, director de la Policía Nacional.

Después de mantener una reunión de urgencia con los miembros del Consejo Nacional de Seguridad, la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, advirtió a sus rivales políticos de que se abstengan de aprovechar el atentado para intentar desestabilizar al Gobierno, inmerso en un nuevo escándalo de corrupción.

"Advierto a aquellos que buscan desestabilizar nuestro Gobierno de que no exploten este incidente para perseguir sus egoístas motivos políticos", señaló Macapagal.

En 2004, el Gobierno filipino responsabilizó al grupo terrorista Abu Sayyaf, que se atrinchera en el sur de Filipinas, y que EE UU vincula con la red Al Qaeda, de un atentado en el que perdieron la vida 116 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007