Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roban un coche y lo abandonan porque había una niña dentro

Estuvo a punto de convertirse en tragedia, pero todo quedó en un susto. Así debieron pensar los padres de una niña de unos cuatro años que estuvo secuestrada durante aproximadamente media hora del pasado viernes. Justo el tiempo que transcurrió entre el robo del vehículo en el que estaba la pequeña, en una gasolinera de la carretera de A Coruña, y el abandono del mismo.

Todo ocurrió en la estación de servicio Concordy, situada en el kilómetro 12 de la autovía A-6 (carretera de A Coruña). La familia había llegado minutos antes con el objetivo de lavar su vehículo, un todoterreno Audi. "Le dimos el tique y metieron el vehículo en el túnel de lavado", explicó ayer Ahmed, un operario de la gasolinera, en la que es conocido como Jaime.

Una vez finalizada la limpieza exterior del coche, el padre de la pequeña lo aparcó a unos metros del túnel de lavado. En el interior del vehículo se quedó la niña, mientras sus padres proseguían con la higiene, oculta desde el exterior, porque los cristales traseros estaban tintados.

"El padre sacó las alfombrillas, las había llevado a un lado para limpiarlas, cuando, de pronto, la madre empezó a gritar, todo ocurrió en apenas 15 segundos", continuó su explicación el trabajador de la estación de servicio.

Mientras el padre daba la vuelta al coche, unos desconocidos entraron en el turismo, que tenía las puertas abiertas, lo pusieron en marcha y se marcharon con la niña dentro.

Persecución infructuosa

Tanto el padre como la madre comenzaron entonces a pedir auxilio: "¡Mi hija, mi hija va dentro del coche!", gritaban. El propio Ahmed vio cómo algunos de los otros clientes que en ese momento se encontraban en la gasolinera trataban de seguir a los ladrones con sus coches, sin éxito, ya que éstos lograron huir.

Aproximadamente media hora más tarde, agentes del Cuerpo Nacional de Policía localizaron el vehículo. Estaba a la altura del kilómetro 45 de la vía de circunvalación M-40, no muy lejos del lugar en el que robaron el vehículo. La niña se encontraba en perfectas condiciones, explicaron fuentes policiales.

La policía, que trabaja en descubrir la identidad de las personas que perpetraron el robo, cree que los desconocidos que se llevaron el vehículo no sabían que dentro había una niña y que fue en el momento en el que se percataron de su presencia, cuando decidieron abandonar el coche y darse a la fuga.

"Ha sido todo muy confuso", destacó ayer Ahmed, quien recordó que "en el momento de producirse el robo, todo el mundo se puso a gritar" y por eso tardó un rato en saber lo que estaba sucediendo. El operario de la estación de servicio indicó además que los padres de la pequeña habían acudido en otras ocasiones a la gasolinera a lavar su vehículo. "La cara del marido me sonaba", reconoció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2007