Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado tras pegar a su hija porque ensució la piscina de su casa

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a un hombre a siete meses y dieciséis días de prisión por pegar a su hija porque había ensuciado la piscina de su casa. La sentencia rebaja la pena que un juzgado de Jaén había impuesto al procesado de ocho meses de prisión por un delito de maltrato en el ámbito familiar.

Se consideran hechos probados que en junio de 2005 el acusado, cuando llegó a su casa situada en Andújar (Jaén) y vio que su hija había ensuciado la piscina, "comenzó a golpearle en la cara, cabeza, brazos, espalda y piernas", causándole diversas lesiones que tardaron ocho días en curar, según la sentencia.

El acusado apeló la primera resolución del Juzgado de lo Penal 3 de Jaén alegando que su hija declaró en el juicio que su padre "únicamente le regañó y le dio dos guantadas", y que "el resto de erosiones los tenía ella con anterioridad por haber estado jugando en la piscina con sus amigas".

Sin embargo, la Audiencia no ha tenido en cuenta estas alegaciones, ya que en la declaración prestada por la víctima en el Juzgado al día siguiente de ocurrir los hechos, y en otra seis meses después, se ratificaba la denuncia que ella había interpuesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2007