Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad pide más presencia en la comisión estatal, que prima a Gallardón

En el Gobierno regional, presidido por Esperanza Aguirre, no ha sentado nada bien que sea el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, el que vaya a presidir la subcomisión estatal que se encargará de conmemorar el bicentenario del Dos de Mayo de 1808 en Madrid. El vicepresidente regional, Ignacio González, acusó ayer al Ejecutivo central de "falta de consideración y desprecio hacia la Comunidad madrileña" por no conceder a Aguirre una "representación propia en la comisión para la celebración del bicentenario. Es nuestra fecha corporativa", dijo, y señaló que la Comunidad se identifica "plenamente con esos acontecimientos", señaló.

El Consejo de Ministros acordó el pasado viernes crear una comisión para organizar los actos del aniversario de la guerra de la Independencia. En la delegación participarán los alcaldes de Madrid, Móstoles, Zaragoza y Cádiz, y un representante vocal de cada una de las comunidades autónomas implicadas. González hizo referencia a una carta enviada por el consejero de Cultura, Santiago Fisas, a un alto responsable del Ministerio de Cultura el pasado 14 de julio, en la que le pedía que se contase con la presidenta regional para organizar los actos.

Un portavoz del Ministerio dio su versión: "Días después, el 30 de julio, se celebró una conferencia sectorial con representantes de la Consejería de Cultura de las regiones afectadas y se acordó que sólo habría un representante regional en la comisión, sin precisar quién. Se pactó que las ciudades serían las protagonistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 2007