Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivenda llama a declarar a todos los compradores de los pisos

La Consellería de Vivenda ha citado a declarar a los 87 propietarios que ya han comprado sus pisos en el número 25 de la calle Teixugueiras, en el polígono vigués de Navia, para determinar cuántas familias pagaron sobreprecios a los intermediarios de la promotora Construcuatro, en la que Telmo Martín figura como consejero delegado y posee el 33% de las acciones. Fuentes próximas a la investigación han confirmado que gran parte de los afectados han pasado ya por las oficinas de la delegación de Vivenda en Vigo, un extremo que el departamento de Teresa Táboas ni confirma ni desmiente.

Sin embargo, los testimonios de algunos de los compradores ante Vivenda reconocen que pagaron distintas cantidades en dinero negro que van de 19.000 a 46.000 euros después de que algunos de los intermediarios les amenazasen con no venderles la vivienda. Algunos han llegado a declarar que los pagos se efectuaron en las sedes de la promotora.

Entre los representantes que operaban en nombre de Construcuatro figura una conocida agencia inmobiliaria de Vigo que también reclamó comisiones ilegales a los interesados en las viviendas. En el testimonio, al que se han sometido algunos de los vecinos de Teixugueiras 25, los técnicos de Vivenda les preguntan por la fecha de firma de los contratos, el intermediario que los firmó en nombre de Construcuatro y, sobre todo, si en el momento de la compra se les propusieron exigencias adicionales al margen del precio fijado por ley para los pisos de Protección Oficial.

Investigación de oficio

La consellería eludió ofrecer detalles del expediente abierto y se limitó a agradecer la colaboración de los ciudadanos "cuyo testimonio es esencial para llevar a buen término la investigación y posterior sanción a la constructora", de la que los portavoces de Vivenda se niegan a facilitar el nombre.

Las mismas fuentes han negado cualquier retraso en el inicio de la investigación y recuerdan que el expediente informativo sobre este caso se abrió el 28 de agosto, cinco días después de que la delegación provincial de Vivenda recibiese la primera denuncia escrita.

Desde este departamento reconocen que meses antes habían tenido constancia de "alguna comunicación verbal sobre presuntas irregularidades que nunca se concretaron por escrito y que no adjuntaban ninguna documentación". El gabinete de Táboas inició entonces una investigación de oficio que no logró constatar "indicios serios de irregularidades". Vivenda también recuerda que los 9 pisos que Construcuatro no ha vendido serán adjudicados a través del registro único de demandantes "para evitar que se repitan este tipo de prácticas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007