Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las dos caras de Dennis

Montoya, ex corredor de McLaren, afirma que el patrón quiere "pilotos que no le contradigan"

Siempre controvertido, el colombiano Juan Pablo Montoya tuvo una existencia poco placentera en el equipo McLaren Mercedes los dos años que estuvo allí, en 2005 y 2006. Su carrera por la escudería británica pasó bastante inadvertida, al menos a nivel de resultados. Ganó tres carreras en 2005, pero más que eso, recuerda de él la lesión que sufrió en un hombro aquel mismo año -según él, jugando al tenis-, y el enfrentamiento que mantuvo con Dennis y que acabó con su adiós al equipo ocho carreras antes de concluir la temporada 2006. Le sustituyó Pedro de la Rosa.

Montoya está ahora corriendo en la Fórmula Nascar en Estados Unidos. Pero ayer concedió una entrevista a la agencia de noticias Associated Press, en la que desveló, según él, las dos caras de la personalidad de Ron Dennis. Al menos, las que él conoció. "Fernando [Alonso] es un buen chico, pero era el número uno en Renault y estaba acostumbrado a ganar y a controlar todas sus cosas", explicó Montoya. "Después fichó por McLaren. Y cuando mi esposa, Connie, y yo supimos que Lewis Hamilton iba a ser su compañero de equipo, ambos exclamamos: '¡Oh, Dios mío!".

Se temieron lo peor para el piloto español porque Hamilton ha sido desde los 13 años el chico de Dennis y su apuesta más firme para convertirle en piloto de F-1. "Ron pagó toda su carrera. Entonces, no hay duda de que Ron quiere que gane él y no Alonso. Prefiere verle ganar, porque es como un hijo para él. Y Fernando no significa nada para Dennis". La vida en el seno del equipo McLaren fue tan difícil para Montoya como lo es ahora para Alonso. Según Montoya, el problema fundamental es la forma de gestionar las cosas que tiene el patrón de McLaren Mercedes: quiere tenerlo todo bajo control, siempre. "Hay dos caras en la personalidad de Dennis", explica Montoya, basándose en la experiencia que vivió junto a él. "Fuera del trabajo y de su entorno es una persona encantadora", afirma Montoya. "La persona con la que firmé mi contrato y con la que jugaba a golf a menudo dejaba de existir cuando entraba en su oficina. Se convertía en otro ser, absolutamente distinto. Era incluso difícil reconocerle", comenta.

Montoya describe a Dennis como alguien que no admite discrepancias. "Quiere controlarlo todo. Y tanto Fernando como yo no lo aceptamos, porque nos gusta tomar nuestras propias decisiones y no tener que someternos siempre a las de Ron. Creo que lo que a él le gusta es tener pilotos que no le contradigan. Alguien que esté tranquilo, arregladito y que haga lo que él dice. Pero yo iba por mi camino y creo que Fernando también".

Sobre lo que pueda ocurrir en las tres últimas carreras del campeonato, Montoya cree que McLaren apoyará a Hamilton. "Alonso creía que en McLaren seguiría siendo el número uno. Y no ha sido así. Intentan mantener la igualdad entre los dos. Pero Lewis es genuinamente rápido. Y aparte de esto, es el favorito de Ron. Es la verdad, y eso le pone las cosas realmente complicadas a Alonso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de septiembre de 2007