Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Interior de un fotógrafo

La exposición 'Tres vídeos tristes' presenta la cara más personal de Alberto García-Alix

"Es una mirada a mi interior, una búsqueda de mi identidad". Así define el fotógrafo leonés Alberto García-Alix el contenido de la exposición que ayer se inauguró en el Café Moderno de Pontevedra y que sirve de apertura al ciclo PhotoGalicia que durante este otoño presentará la obra de destacados artistas en distintas ciudades de la comunidad autónoma.

Aunque su fama se debe a la fuerza de sus retratos fotográficos, en esta ocasión García-Alix se adentra en el terreno de la narración audiovisual para relatar a través de tres vídeos la batalla física y psicológica que el artista libró contra una grave enfermedad y contra sus propios miedos durante su estancia en París, ciudad a la que se desplazó en la primavera de 2003.

La exposición se completa con una veintena de fotografías que García-Alix utilizó durante el montaje de los vídeos. No le resultó demasiado difícil adentrarse en un nuevo territorio como el vídeo ya que, al fin y al cabo, se trata de trabajar con la imagen, pero sí tuvo más dificultades para escribir los poemas que acompañan a las imágenes por "falta de oficio".

Mi alma de cazador en juego es el título del primer vídeo de la exposición que relata la llegada del fotógrafo a una ciudad en la que todo le resulta extraño y sus sensaciones se transmiten a través de fotografías tomadas a pie de calle. En la segunda pieza, Extranjero de mi mismo, el artista vuelca su mirada hacia su interior y la narración adquiere un tono intimista. Finalmente en Tres moscas negras el proceso de instrospección alcanza sus últimas consecuencias, y García-Alix se enfrenta a su propio alter ego.

Una vez más el artista demuestra su capacidad para retratar con su cámara el alma del personaje fotografiado. Lo que cambia en esta ocasión es que el cazador resulta cazado y éste no duda en desnudar su intimidad ante la cámara para mostrársela al espectador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 2007