Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encontrado a dos meses de prescribir el delito el autor de una violación

Un funcionario que realizó un control rutinario de extranjería en A Coruña descubrió el pasado mes de junio que una orden de busca y captura viva desde septiembre de 1992 contra Hamed Situmi podía quedar resuelta. Hamed Situmi, aunque habiendo usado otra identidad, está en prisión en A Coruña por homicidio y robo desde hace varios años. El juzgado de Instrucción número dos de Valencia comprobó la información y ha reabierto las diligencias por una violación cometida en Valencia en febrero de 1992, por la que está procesado y que prescribía este mes de septiembre.

El 16 de febrero de 1992, Hamed Situmi propuso a Nieves, a la que conocía porque era hija de la dueña de un bar a la que él entregaba mercancía que robaba, ir a su casa. Ella accedió, les acompañaba otra pareja. Habían estado juntos todos de copas, era de madrugada. En un momento dado, la pareja se fue y Hamed Satumi quiso tener relaciones sexuales con Nieves, pero ella se negó y él la golpeó y la violó. Nieves presentó denuncia al día siguiente. Los exámenes forenses refrendaban su versión. Se encontró semen y tres meses después el resultado dio positivo, era de Hamed. Fue requerido pero ya no estaba localizable. Tras varios intentos, se dicta orden de busca y captura en septiembre de 1992. Un juzgado de Palma de Mallorca lo localiza en 1993, lo comunica al juzgado de Valencia y como tiene domicilio conocido no lo ingresa en prisión, le obliga a comparecer cada quince días. Pero Satumi volvió a desaparecer.

La orden de busca y captura se ha ido renovando. El delito por el que fue formalmente procesado en julio de 1992, a pesar de que él siempre negó los hechos y dijo que aunque inicialmente quería tener relaciones sexuales con Nieves desistió porque la descubrió pinchándose en el baño, prescribía este mes de septiembre, el día 26. La atención de un funcionario en un control rutinario ha permitido que el delito no quede impune. El juzgado de Valencia ha reabierto la causa y se ha puesto en contacto con el juzgado de Betanzos para coordinar cómo se celebrará el juicio, si habrá declaración previa y cuándo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de septiembre de 2007