Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU y el Bloc se acusan de poner Compromís al borde de la ruptura

Esquerra Unida y el Bloc avivaron ayer las graves discrepancias que siguieron a la constitución del grupo parlamentario de Compromís pel País Valencià, la marca electoral con la que se presentaron a las últimas elecciones autonómicas. El último episodio de la crisis tuvo como objeto la convocatoria para el lunes de una nueva reunión del grupo de siete diputados.

El Bloc, informó Europa Press, solicitó la anulación del encuentro con el argumento de que antes de celebrarlo deberían solucionarse los "problemas internos" de EU. La formación que el día 15 debe decidir sobre la expulsión de Mònica Oltra y Mireia Mollà, las dos diputadas de la corriente Esquerra i País que se rebelaron contra la coordinadora de Esquerra Unida, Glòria Marcos. Celebrar la reunión del grupo parlamentario en esas circunstancias, afirmó el Bloc, volvería a perjudicar "el funcionamiento y la percepción política" de la coalición.

Esquerra Unida respondió acusando a la formación nacionalista de interferir en "el conflicto interno de EUPV apoyando por acción o por omisión" a las dos diputadas contrarias a la mayoría de su formación. Y de estar contribuyendo "de forma importante" a la "indeseable ruptura" de la coalición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2007