Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ronaldo estalla contra los médicos del Milan

El delantero lleva más de un mes sin jugar

Cuando el 1 de agosto Ronaldo no apareció con el resto de sus compañeros en Moscú para disputar el Torneo de Ferrocarriles, en el Milan se hablaba sottovoce de una "lesión de las suyas". Es decir, el delantero se había querido borrar de la convocatoria para no jugar contra el Real Madrid. Ronaldo había acusado unas molestias físicas que el Milan Lab -el centro de investigación- había calificado de "poca cosa". 36 días después, el brasileño no ha jugado un solo partido. Y el martes, en Milanello, estalló contra los médicos del club. Pidió explicaciones -según él, los galenos le diagnosticaron un leve problema muscular cuando en realidad sufría una distensión por la que normalmente el periodo de baja es de un mes- y exigió el trato que se merece un deportista profesional.

"El 8 de agosto sometimos a Ronaldo a una primera resonancia magnética que evidenció una distensión de primer grado. Ante la existencia de sangre decidimos someterle a una nueva resonancia", declaró ayer Jean Pierre Meersseman, director del Milan Lab. Entre las molestias de Ronaldo y la primera resonancia pasaron ocho días. Una semana después, el jugador se sometió a otra resonancia y Meersseman aseguró ayer que el diagnóstico había cambiado. "Vimos que era una distensión de grado dos que precisaba unas cuatro semanas de recuperación".

Frente a tanta confusión, Ronaldo decidió acudir a otro médico, algo que algunos jugadores del Milan hacen a menudo. Es un secreto a voces que parte de la plantilla no se fía del laboratorio que Meersseman -osteópata personal de Berlusconi- ha implantado en Milanello. Los problemas de Ronaldo con el cuerpo médico venían de antes. No le gustó que desvelaran públicamente que sufría hipotiroidismo y que ahí radicaba su dificultad para adelgazar.

El brasileño viajó ayer a Bélgica acompañado por Meersseman para visitar al doctor Martens -cirujano que operó entre otros al mismo Ronaldo y a Van Basten-. Martens confirmó el diagnóstico de Milan Lab, pero el jugador voló anoche a Brasil para someterse a otra prueba. Ancelotti espera poder contar con él en la Champions, el día 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007