Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Matemáticos de todo el mundo promueven un archivo digital de los teoremas

Según Enrique Macías, coordinador del proyecto de Biblioteca Matemática Digital española, cada año se publican 100.000 nuevos teoremas y Mathematical Reviews incorpora unos 6.000 artículos nuevos al mes

Varios países trabajan en la Biblioteca Digital Mundial de Matemáticas (WDML, en sus siglas en inglés), con el objetivo de digitalizar toda la literatura de investigación del ámbito de las matemáticas. Aquí se ha presentado la Biblioteca Matemática Digital española.

El proyecto empezó a tomar forma en 2000. Algunos matemáticos, especialmente Philippe Tondeur -ex director del área de matemáticas en la Fundación Nacional de la Ciencia estadounidense- cayeron en la cuenta de que la investigación en matemáticas seguía estando bastante de espaldas al mundo digital.

Keith Dennis, de la Universidad de Cornell (EE UU), lo explicaba en un artículo de la Sociedad Americana de Matemáticas publicado en 2003: "Uno pensaría que los matemáticos saben dónde buscar su literatura. Pero, simple y llanamente, no es así". Los matemáticos, decía Dennis, seguían moviéndose entre fotocopias y archivadores, incluso cuando los trabajos eran de revistas recientes que sí estaban en la red.

MÁS INFORMACIÓN

Una biblioteca digital resolvería otro problema específico de las matemáticas: la dispersión de las publicaciones. Si en otras ciencias hay tal vez una decena de revistas consideradas importantes, en matemáticas la cifra crece exponencialmente debido en parte a la superespecialización de esta disciplina. Y por supuesto los contenidos nuevos no dejan de crecer.

Enrique Macías, coordinador del proyecto de Biblioteca Matemática Digital española por parte del Comité Español de Matemáticas (Cemat), explica: "Cada año se publican 100.000 nuevos teoremas. Las bases de datos, como ZMATH o Mathematical Reviews, incorporan unos 6.000 artículos nuevos cada mes".

Otra ventaja de una biblioteca digital matemática es la mayor garantía de durabilidad de los contenidos. "El formato digital significa un cambio enorme en la manera de utilizar el conocimiento", dice Macías. "La información electrónica es más accesible y más fácil de reproducir, almacenar y organizar. Además, al menos aparentemente, es más duradera, aunque existe el grave problema de la obsolescencia tecnológica".

Biblioteca de pago o no

Aún se está lejos de tener todos los teoremas jamás publicados al alcance de las teclas, pero los primeros pasos han empezado a darse ya. Lo primero ha sido decidir los formatos y técnicas de almacenaje, para poder llegar a estándares que usaran los distintos países. Luego, cada país ha seguido su ritmo y su propio criterio. Por ejemplo, en Estados Unidos, uno de los lugares, junto con Francia y Alemania, donde más avanzado está el proyecto, se ha optado por una biblioteca de pago. En España, en cambio, el acceso a los artículos es gratis.

El proyecto de Biblioteca Matemática Digital española empezó en septiembre de 2005. Tras una fase de definición de estándares y coordinación internacional, un equipo de ocho matemáticos y documentalistas del Cemat y el Cindoc (el Centro de Información y Documentación Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas) comenzaron la digitalización de las 12 principales revistas matemáticas españolas.

Cada página debía ser escaneada con alta calidad, en parte por algo tan sencillo como que "los matemáticos usamos muchos subíndices y superíndices, que son pequeños, y en una foto mala no se aprecian", explica Macías.

También se elaboraron fichas bibliográficas para cada artículo. El que fueran en inglés y en español obligó al curioso trabajo de buscar traducciones al castellano para términos matemáticos, algo que incluyó consultas a la Academia. "Cómo traducir betweenness, que en matemáticas es la propiedad de estar entre dos cosas?", pregunta Macías. "Pues según la Academia no hay un término específico. Hay que poner 'la propiedad...".

El resultado es que se han digitalizado ya las más de 75.000 páginas de los artículos publicados en las últimas tres décadas.

El objetivo ahora es obtener financiación para retroceder más en el tiempo, y también incluir algunas publicaciones latinoamericanas.

DMLE: http://dmle.cindoc.csic.es CEMAT: www.ce-mat.org CINDOC: www.cindoc.csic.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007