Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un anciano desaparece durante tres días dentro del geriátrico donde residía

José Benages, de 79 años, desapareció a última hora del sábado pasado de su habitación de la Residencia Los Olivos. El anciano, que padece Alzheimer, fue encontrado el martes por la tarde por un empleado de mantenimiento del geriátrico, sito en el distrito de Horta-Guinardó de Barcelona, en una habitación donde se guarda material. Benages está ingresado en el Hospital Vall d'Hebron estable, aunque con problemas de mobilidad que antes no tenía. La familia está valorando denunciar al geriátrico.

Según fuentes de los Mossos d'Esquadra, en la madrugada del domingo la familia denunció la desaparición del anciano. Al llegar los agentes a la residencia, los responsables del geriátrico les aseguraron que ya habían buscado en el interior de las instalaciones sin ningún éxito. De esta manera, la policía autonómica comenzó a buscar en los alrededores de la instalación y realizaron llamadas a varios hospitales. Según los Mossos, los responsables de la residencia "confirmaron y perjuraron" que ya habían buscado en el interior del geriátrico, por ello se centraron más en la búsqueda externa. El martes la policía recibió la llamada de la familia del anciano para informarles de que había sido encontrado en el interior del centro.

Según la hija del anciano, Marisa Benages: "Ahora lo importante es que se ponga bien; más adelante ya veremos qué hacemos [respecto a una posible denuncia por la desaparición]", dijo. Asimismo, la hija aseguró que el personal del geriátrico hizo una inspección del centro, pero que se negó a abrir algunas puertas porque aseguraron que no tenían las llaves. Entre estas puertas estaba la de la habitación en la que se encontró al anciano.

La familia asegura que pidió los planos del geriátrico para ir marcando las habitaciones revisadas y el centro se los negó. Según Pedro Cortadellas, director de Personal y Recursos Humanos de Los Olivos, la familia nunca pidió los planos. "No ha habido negligencia por nuestra parte, ya que pusimos todos los medios para poder encontrar [al anciano] lo antes posible", explicó Cortadellas. "Desconocemos cómo se pudo encerrar en esa habitación; ha sido un desgraciado accidente", dijo.

José Benages llevaba cinco años residiendo en el centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007