Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dineros de otras coronas

- GRAN BRETAÑA. Las cuentas de la corona británica se publican anualmente. Isabel II da cuenta al Parlamento de sus gastos oficiales en un informe financiero y, desde 1993, paga impuestos sobre los ingresos de su patrimonio privado. La reina afronta los gastos con una subvención aprobada por los diputados, la Civil List, fijada en 7,9 millones de libras en la última revisión (unos 11,4 millones de euros) y cubre personalmente los gastos oficiales de sus hijos menores y otros familiares. Recibe ayudas adicionales para el mantenimiento de palacios y de la colección real, lo cual eleva los gastos a 37,3 millones de libras (53,8 millones de euros).

Carlos, príncipe de Gales, se financia directamente de las rentas del ducado de Cornualles, un extenso patrimonio de propiedades inmobiliarias, agrícolas y comerciales e inversiones financieras. En el último ejercicio, el Príncipe declaró 16,9 millones de euros tras pagar impuestos.- LOURDES GÓMEZ. Londres

- SUECIA. La familia real sueca percibe anualmente 49,6 millones de coronas (5,2 millones de euros) con los que cubre los gastos de representación, los viajes al exterior y los del personal de todas las categorías en el palacio real; así como el mantenimiento del castillo real, administración del predio de la corona en la ciudad de Estocolmo y gastos privados de la familia real.

Las obligaciones impositivas de los miembros de la realeza son las mismas que las de cualquier ciudadano, y la casa real está obligada a rendir cuentas del uso del dinero, aunque existe una proposición de parlamentarios socialdemócratas para un control más riguroso.

La lista civil del soberano se reparte entre gastos de personal (66,3%), mantenimiento de propiedades y mobiliario (10,7%), parque automovilístico (6,8%), electricidad y combustible (5%), viajes oficiales al exterior (4%), gastos domésticos (2,8%), gastos administrativos (2,7%) y un renglón de varios (1,7%).

Son gastos controlados por el intendente Vincent Pardoen, un general-mayor al servicio de palacio desde 1992, a quien en 2000 el Gobierno español concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil.- RICARDO MORENO. Estocolmo

- BÉLGICA. La familia real belga le supone al Estado en 2007 un desembolso de 12,5 millones de euros. De esa cifra, 9,5 millones están destinados a la casa del rey Alberto y 1,4 millones, a la casa de la anterior soberana, Fabiola. Mientras que la lista civil del rey figura en la Constitución y fue fijada en 1993, el año del ascenso al trono de Alberto II, las actualizaciones derivadas del incremento del coste de la vida y los trienios la llevan hoy hasta los 9,5 millones de euros.

A la espera de la indefinidamente pospuesta intervención legislativa sobre las dotaciones de la realeza, la casa del duque de Brabante -título que como heredero recibe Felipe- dispone este año de un presupuesto de 924.000 euros, el triple de lo que se entrega a los otros príncipes, Astrid y Lorenzo. - R. MARTÍNEZ DE RITUERTO. Bruselas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de septiembre de 2007