Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos humoristas de 'El Jueves' serán juzgados por injurias al Príncipe

El fiscal pide una multa de 3.600 euros para cada uno

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretó ayer la apertura de juicio oral contra los humoristas de la revista satírica El Jueves Manuel Fontdevila Subirana y Guillermo Torres Meana por presunto delito de injurias al Príncipe heredero, del artículo 491 del Código Penal. El fiscal ha solicitado en sus conclusiones provisionales una pena de multa de 3.600 euros para cada uno de los encausados.

Contra el auto del juez Grande-Marlaska no cabe recurso alguno, por lo que Fontdevila y Torres se sentarán en el banquillo del Juzgado Central de lo Penal en cuanto sus abogados ultimen su escrito de defensa, para lo que disponen de un plazo de 10 días.

El escrito de acusación, firmado por el fiscal Miguel Ángel Carballo, considera que la portada del número 1.573 de El Jueves constituye un delito de injurias al Príncipe heredero, por utilización de su imagen de forma que puede dañar el prestigio de la Corona. El fiscal pide una multa de 3.600 euros para cada acusado pero ninguna indemnización para los príncipes de Asturias.

El fiscal señala que los dos humoristas gráficos recibieron del director de El Jueves el encargo de elaborar una portada sobre el anuncio hecho por el presidente del Gobierno de que se iba a otorgar una subvención de 2.500 euros para cada familia con residente en España por cada nuevo hijo nacido o adoptado.

El fiscal describe la portada de El Jueves en la que aparecen el príncipe de Asturias y su esposa aparecen caricaturizados "desnudos, pero perfectamente identificables" y los textos que acompañan al dibujo. Para el Ministerio Fiscal, la ilustración, siendo "claramente denigrante y objetivamente infamante" por el dibujo, resulta además, por las expresiones atribuidas al Príncipe, plenamente atentatoria contra su honorabilidad, y constituye una indebida utilización de su imagen, "en evidente y consciente menosprecio de la Corona, a la que se ha causado un notable daño en su prestigio institucional".

El fiscal recuerda que, tras denunciar los hechos, se acordó por el instructor de la causa el secuestro de El Jueves, del molde de la publicación y se ordenó el cese de la difusión de la portada en la página web de la revista.

Tras recibir el escrito de acusación, el juez Grande-Marlaska dictó auto de apertura del juicio oral, "al sustentarse la pretensión acusatoria en indicios racionales de criminalidad, que permiten atribuir provisionalmente la comisión del delito objeto de acusación a las personas acusadas".

El juez ordena investigar la capacidad económica de Fontdevila y Torres, "a los efectos de la posible multa interesada", y señala como fianza, en concepto de responsabilidades pecuniarias, 4.000 euros a cada uno de los acusados, a los que el fiscal pide imponer también las costas del juicio.

Grande-Marlaska dispone también que los dos dibujantes comparezcan en la causa con abogado y procurador en el plazo de tres días o se les nombrarán de oficio. Una vez designados, disponen de un plazo de 10 días para presentar el escrito de defensa.

El director de El Jueves, Alberto Montey, dijo ayer a Servimedia estar muy sorprendido por "la rapidez con la que está actuando la justicia" en el caso del presunto delito de injurias al heredero de la Corona. Monteys, que se enteró por los medios de comunicación de que la Audiencia Nacional dictó la apertura de juicio oral, aseguró que sigue pensando que "la portada no es ningún delito". "Volveríamos a hacer otra igual", añadió.

Según Monteys, sus abogados les habían dicho que pasaría un tiempo hasta que la Audiencia tomara una decisión, "y por lo visto, el proceso va rápido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007