Garzón encarcela al neonazi Honsik por delito de genocidio

El líder revisionista se niega a ser entregado a su país, Austria, por lo que decidirá la Audiencia

El juez Baltasar Garzón decretó ayer la prisión incondicional del líder revisionista neonazi Gerd Honsik, de 65 años, detenido el jueves en Benalmádena, Málaga, y reclamado por Austria por negar el Holocausto y las cámaras de gas. Honsik compareció ayer ante Garzón y se negó a ser entregado a su país, por lo que será finalmente la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que decida si extradita al neonazi.

Según el auto de prisión dictado ayer por Garzon, Austria reclama a Gerd Honsik por haber distribuido publicaciones negando el Holocausto, calificándolo de "mentiras", e identificándose con autores que mantienen esa postura. Pero Honsik no se limitó a negar el exterminio planeado de personas con gas envenenado en campos de concentración. Durante su juicio en Viena, en 1992, proclamó que las cámaras de gas "existieron sólo para despiojar a los judíos, porque había una epidemia en Alemania". Y añadió: "Es técnicamente imposible que tantos judíos hayan sido quemados, porque estarían ardiendo hasta hoy".

Honsik fue declarado culpable del delito de "reactivación de la ideología nacionalsocialista" y condenado a 18 meses de prisión. Pero antes de cumplir la condena escapó a España, donde pidió, sin éxito, el estatuto de refugiado político.

Detenido ayer en Benalmádena (Málaga) en cumplimiento de una euroorden dictada por las autoridades austríacas, Honsik compareció ayer ante Garzón y, asesorado por su abogado, pidió no ser enviado a Austria a cumplir condena. El fiscal de la Audiencia Nacional, por el contrario, interesó su ingreso en prisión ante el riesgo de fuga.

En su resolución, el juez Baltasar Garzón señala que los hechos por los que se reclama a Honsik están contemplados en el artículo 607.2 del Código Penal, en el que se tipifica como delito, dentro de la rúbrica del genocidio, la difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos de genocidio o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos. Ese delito tiene señalada una pena de uno a dos años de cárcel en el Código Penal español.

Delito de genocidio

El juez explica que el delito de genocidio, como establece el artículo 131.4 del Código no precribe nunca, por lo que al tratarse de un delito imprescriptible, "resulta necesario acordar la medida de prisión provisional que sirva para garantizar la entrega a las autoridades judiciales austriacas", durante el tiempo legalmente habilitado para ello.

Según Garzón, la gravedad objetiva del delito y la circunstancia de que el Código Penal actual autorizaría la posibilidad de la entrega, hacen que el riesgo de sustracción a la Justicia de Honsik, a pesar de su arraigo en España, sea elevado, por lo que acuerda su prisión preventiva y comunicada, pero sin fianza.

Hasta ahora, Honsik pudo eludir reiteradas solicitudes de extradición de Austria, dado que el delito de difusión de doctrina negacionistas no existía por entonces en España y no fue introducido hasta que se promulgó el actual Código Penal.

Ahora, sin embargo, Garzón se ha mostrado partidario de su entrega a Austria, pero al negarse Honsik, resolverá finalmente la Audiencia Nacional.

Gerd Honsik, un ídolo para los revisionistas de la historia, mantiene sus teorías negativistas en su libro Absolución para Hitler. Es también autor del libro 33 testigos contra las mentiras de las cámaras de gas y difunde sus ideas a través de panfletos como Halt! (Alto!) o Sieg (Victoria).

Sus obras han sido publicadas en España por una editorial vinculada a la organización ultraderechista Cedade. Mantiene también una página web a través de la que se relaciona con negacionistas de otros países. Fue uno de los invitados del presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, al congreso que organizó en Teherán bajo el título Revisión del Holocausto, una visión global.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de agosto de 2007.

Lo más visto en...

Top 50