Entrevista:NÚÑEZ FEIJÓO | PRESIDENTE DEL PP DE GALICIA

"Sé que algunos dicen que soy homosexual"

"Querido amigo, ¿cómo está usted?" El saludo inicial de Alberto Núñez Feijóo (Ourense, 1961), es calcado al que siempre utilizaba Manuel Fraga, la persona a la que sucedió al frente del PPdeG.

Pregunta. Ya que saluda como Fraga, él dijo de usted que lo único malo era que no estaba casado. Al ritmo que va, puede que el Patrón no llegue a ver su boda. ¿Le dará esa alegría?

Respuesta. [Se ríe] Yo al Patrón espero darle una alegría en las autonómicas. En cuanto a lo de casarse, creo que el matrimonio es una institución poco democrática. En fin, habrá que revisar esa decisión.

P. ¿Continúa soltero porque le gusta gobernar en solitario?

R. No, no ¡Qué va! Siempre he gobernado con equipos. No hay nadie que pueda hacer bien las cosas sin un buen equipo. Y, si es posible, con un equipo con gente mejor que tú.

En ningún caso eché a Cacharro; mucho me temo que las elecciones en Lugo ya estaban perdidas de antemano
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
No me preocupa que piensen que soy un pijo, a menos que crean lo mismo una vez que me han conocido

P. ¿Sabe que se dice que es homosexual?

R. Sí, sé que hay gente que dice que soy homosexual.

P. ¿Lo es?

R. Evidentemente, no; aunque no tengo nada en contra de mis amigos homosexuales.

P. Asistió a la boda del ex concejal de Cultura de Ourense con su novio de siempre. ¿Alguien en Madrid le tiró de las orejas?

R. Jose es uno de mis grandes amigos homosexuales. Sé que a alguna gente no le gustó, pero nadie me tiró de las orejas.

P. ¿Asistiría si llega a saber el revuelo que se montó en su partido?

R. Sí, creo que mi obligación era asistir.

P. ¿Cree que la relación Touriño-Quintana es un matrimonio de conveniencia?

R. Eso me parece un tormento.

P. ¿Qué tal le sienta la boina?

R. Muy bien. Es un complemento muy serio. Recuerdo que en mi pueblo había muchos problemas cuando a alguien le intentaban capar la boina.

P. Usted capó la de Cacharro Pardo, el ex presidente de la Diputación de Lugo.

R. No, en ningún caso.

P. ¿La siguiente es la de José Luis Baltar, el presidente de la Diputación de Ourense?

R. Baltar es una persona que gana las elecciones contundentemente.

P. Sin Cacharro las perdieron...

R. Me temo que ya estaban perdidas.

P. ¿No es un desertor del arado?

R. No. He vivido en un pueblo tan pequeño como Os Peares [provincia de Ourense] en el que no se podía ni meter el arado en las explotaciones.

P. Pero lo acusan de estirado y de parecer un pijo por la pinta.

R. Llevan haciéndolo 45 años. No es un tema que me preocupe. Me preocupa si alguien pensase lo mismo después de conocerme.

P. ¿No suelen hacerlo?

R. Por lo que me dicen, no.

P. Si hay incendios este año, ¿volvería a hacerse la foto con la manguera?

R. Si ocurriese, volvería a todos los sitios en los que he estado.

P. ¿Estamos en la era de los Albertos, con usted y Gallardón?

R. Espero que sí. Son mejores que los de la gabardina.

P. ¿Le ha fastidiado que se haya marchado Josep Piqué?

R. Sí.

P. ¿Gran error para su partido?

R. Creo que he sido suficientemente claro.

P. Por cierto, Abel Caballero también se presentó a la Xunta y luego acabó como alcalde de Vigo. ¿Seguirá el mismo camino?

R. [Suelta una carcajada] No, no. Tenemos un magnífico candidato a la alcaldía de Vigo. Ha arrasado en las elecciones y se llama Corina Porro.

P. Esperaba que dijese que va a ser el próximo presidente de Galicia.

R. Claro que lo voy a ser.

P. ¿Preferiría ser ministro en vez de presidente de la Xunta?

R. No. Ya he estado en dos ministerios y soy gallego.

P. Vive solo. ¿Qué tal se apaña con la cocina?

R. Muy mal. Desde los 29 años llevo comiendo y cenando fuera.

P. Y dirá que hace la cama.

R. Sí, claro. Los fines de semana. Y no siga con esa pregunta.

P. ¿Porque hay una chica que se preocupa por usted?

R. [Sonríe]. No siga por ahí.

P. De acuerdo. Italia es su destino para pasar unos días de sus vacaciones.

R. Sí, me parece el país más hermoso del mundo y después estaré en Galicia.

P. ¿No irá al Vaticano a pedir una ayudita divina?

R. No creo que me dé tiempo, pero estaré en Roma y supongo que visitaré el Vaticano.

P. ¿Para ver al embajador Francisco Vázquez, que está quemado por el pacto entre PSdeG y BNG en la alcaldía de A Coruña?

R. No creo que Francisco Vázquez esté allí.

UN APASIONADO DEL MAR.

Alberto Núñez Feijóo vive en Vigo después de su singladura por el INSALUD y Correos. Manuel Fraga decidió que este político con fama de buen gestor sustituyese a José Cuiña, el Delfín defenestrado tras la catástrofe del buque petrolero Prestige. Feijóo estaba en el funeral por su padrino y aceptó al momento "por amor a Galicia". Fijó su residencia en Vigo. "Fue una decisión premeditada porque es una ciudad muy cosmopolita y mi plan ideal es subirme a un bote y navegar por la ría de Vigo y parar a comer pulpo en Ons. Vigo es el mar y para cualquier persona que haya nacido en Ourense, es su ciudad de referencia", afirma mientras su mirada se pierde por el mar de Samil (en la imagen, ante el paseo de la playa viguesa). Otra de sus grandes pasiones es conducir. Le ha tocado llevar el volante del PPdedG.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS