La familia Polanco comunica a la CNMV su garantía de estabilidad accionarial en PRISA

La familia de Jesús de Polanco, fallecido el pasado 21 de julio, comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la posición de control sobre el accionariado de PRISA que posee a través de la empresa familiar Rucandio. Asimismo, comunicó el protocolo familiar firmado en diciembre de 2003 que vincula a los accionistas de Rucandio y que garantiza la estabilidad de su control accionarial sobre PRISA (editor de EL PAÍS).

En el comunicado a la CNMV, se informa de que los cuatro hijos de Jesús de Polanco han asumido el pleno dominio sobre los derechos políticos del 50,35% del capital de Rucandio.

Asimismo, se informa de que los firmantes del protocolo familiar -Jesús de Polanco, sus cuatros hijos (Ignacio, Isabel, María Jesús y Manuel) y su ex mujer Isabel Moreno- se comprometen a no transmitir ni disponer de las acciones de Rucandio (salvo transmisiones a favor de los hijos y aportaciones a sociedades patrimoniales) hasta que transcurran 10 años desde el fallecimiento de Jesús de Polanco.

Cumplido este plazo, se exigirá que todos los accionistas de Rucandio consensúen por unanimidad cualquier tipo de transmisión a un tercero. Como excepción, se establece el acuerdo unánime de todos los hermanos Polanco Moreno, en cuyo caso sí sería posible la transmisión antes de esos 10 años. Igual limitación por 10 años se establece para el supuesto específico de las acciones que ostenta directa o indirectamente Rucandio en PRISA, aunque con la misma excepción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de agosto de 2007.

Lo más visto en...

Top 50