El estreno de Tomás Gómez

Lo advirtió el domingo, horas después de ser proclamado secretario general del partido. "Leganés es una prioridad. Lo vamos a resolver con diálogo y primando los intereses del partido. Quiero hablar con todos". Ese era su esquema de trabajo para resolver el primer conflicto que iba a encontrarse Tomás Gómez, el flamante y recién estrenado secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM). Han pasado 72 horas desde su anuncio y el problema ya no existe.

Gómez ha dejado sin vacaciones a su nueva ejecutiva. Quiere "engrasar" la máquina del partido cuanto antes. Que esté "en la calle y con la gente", y en "todos los municipios". Por eso, por ejemplo, el domingo se marcó también como primer objetivo de su agenda como secretario general visitar el municipio de Villanueva de Perales, de 1.033 habitantes. A pesar del reducido número de vecinos de dicha localidad, Gómez dijo: "Es un lugar estratégico. Aunque sea pequeño". Y también cumplió con su anuncio. El lunes por la mañana se presentó en el pequeño pueblo. Allí el PSM ha arrebatado la alcaldía al PP con una moción de censura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50