El BNG acusa al PP gallego de "censurar y ocultar" información durante su gobierno

Los socialistas piden explicaciones sobre el uso de recursos públicos en la época de Fraga

Los tres partidos parlamentarios de Galicia reaccionaron ayer al informe del Consello de Contas que critica las ayudas discrecionales de la Xunta a los medios de comunicación en 2004. Bieito Lobeira, diputado del BNG, acusó al Gobierno de Fraga de "censurar y ocultar" los temas que no les eran favorables. El portavoz parlamentario del PSdeG, Ismael Rego, afirmó que el gobierno actual intenta atajar el "sistema irresponsable" que existía con el PP, mientras que el secretario general del PP gallego, Alfonso Rueda, eludió hablar del tema.

"Ahora el reparto de dinero no tiene parangón". Esa fue la única respuesta que dio Rueda a las preguntas de los periodistas sobre las ayudas a los medios de comunicación durante los años que gobernó el PP. El secretario general aseguró que hoy día el "despilfarro" de fondos públicos destinado a "publicidad no ya institucional, sino personal" de los conselleiros del Gobierno bipartito es algo que nunca se había visto en la historia de la Autonomía. Rueda acusó de esta forma a miembros del actual Ejecutivo autonómico de emplear fondos de la comunidad "para felicitar las fiestas" y especificó el caso del departamento de Vivienda que, según él, "gastó más en publicidad que en viviendas hechas".

Desde las filas del BNG y del PSdeG sí se habló del informe del Consello de Contas. Bieito Lobeira, diputado nacionalista, recordó que lo publicado en ese informe es algo "que ya se había denunciado desde el BNG, Fraga trataba de crear así vínculos de dependencia entre la Xunta y muchos medios de comunicación con el fin de hacerlos funcionales, desde el punto de vista político, para el Gobierno gallego". Lobeira calificó la actuación del anterior Gobierno autonómico de "pintoresca" ya que, según afirmó, "se llegaron a dar subvenciones de cientos de millones de las antiguas pesetas en materia de normalización lingüística a medios de comunicación que de forma sistemática excluyen el uso del gallego".

"Era un ejercicio de censura, ocultación y silenciamiento, cuando no caricaturización o criminalización, de las opciones políticas que no le eran favorables al PP en aquella época", afirmó Bieito Lobeira, y añadió que con los pasos del nuevo gobierno en favor de la "transparencia y la clarificación" en temas de subvenciones esperan que estas prácticas "queden cortadas".

El partido socialista también replicó con dureza a la información sobre las ayudas. Ismael Rego, portavoz parlamentario de los socialistas gallegos, afirmó que todo lo que tenía que ver con la política de subvenciones y convenios "estaba presidido por el mismo concepto de operabilidad y discrecionalidad", pero fue "aún mayor con los medios de comunicación". Rego reconoció que antes "había un sistema irresponsable y poco deseable", aunque añadió que el Gobierno actual "lo ha atajado". El portavoz socialista dijo que "no estaría de más que alguna gente diese cuenta de la utilización de los recursos públicos de los ciudadanos porque una parte considerable de los dirigentes del Partido Popular en la actualidad lo fueron del Gobierno de Fraga".

Transparencia

Xosé Manuel Veiga, decano del Colegio de Periodistas de Galicia, afirmó ayer que el colectivo periodístico "celebra" que se haga público algo "que ya era sabido" por todos. Además, recordó que desde el propio colegio ya se había advertido de estas prácticas. Veiga declaró que en este tema es necesario que exista la mayor "transparencia posible, ya que hablamos de una garantía democrática". "Los ciudadanos tienen el derecho a recibir información que no esté manipulada", añadió.

El decano recalcó además que con estas prácticas no sólo se ve dañada la credibilidad de los medios de comunicación gallegos, sino que "las instituciones que están involucradas se ven muy perjudicadas también". Veiga acepta que estas ayudas y subvenciones "pueden ser necesarias", pero que "debería ser el Parlamento gallego quien decida eso". Desde el colegio defienden además que la propia necesidad de esas ayudas debe ser también aprobada por el Parlamento y "se deberían fijar unas cantidades para todos los medios".

Respecto a la situación que se vive con el actual Gobierno, Veiga afirmó que se tiene "casi la total certeza de que todo sigue igual" y que las Leyes de Subvenciones y Transparencia, son "insuficientes" para acabar con el problema. "No importa qué partido sea el culpable, lo importante es solucionarlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50