GENTE

Al Fayed declara sobre la muerte de Diana

Mohammed Al Fayed se resiste a creer que su hijo Dodi murió junto a la princesa Diana en un "trágico accidente", teoría en la que coinciden los resultados de sendas investigaciones efectuadas por expertos policiales franceses y británicos. El patrón de los almacenes Harrod's de Londres ve conspiración en todo lo relacionado con la desaparición de su primogénito y Lady Di, y está decidido a levantar piedras hasta tocar fondo.

Ayer, sus abogados pusieron en cuestión las palabras de lord John Stevens, anterior jefe de la policía metropolitana de Londres y autor del informe británico sobre el polémico siniestro del 31 de agosto de 1997 en el que perdieron la vida Diana, Dodi y el conductor del vehículo, Henry Paul.

En sesiones preliminares ante el juez lord Scott Baker, en el Alto Tribunal de Londres, el abogado Richard Keen arrojó dudas sobre los resultados de las pruebas de alcoholemia practicadas al chófer por los forenses británicos. El representante de Al Fayed explicó al juez que lord Stevens informó a los padres de Henry Paul, en noviembre de 2006, de que su hijo no estaba borracho al chocar su coche contra un pilar del Pont d'Alma. Sin embargo, en el informe publicado un mes después se certifica que el mismo conductor sobrepasaba el nivel de alcoholemia permitido en Francia.

¿Qué versión es la certera?, demanda el padre de Dodi. El juez aceptó el argumento de sus abogados y se comprometió a resolver la discrepancia entre ambas versiones directamente con lord Stevens. Pero, en esta fase del proceso, se reservó la decisión de llamar al antiguo jefe de Scotland Yard a declarar en calidad de testigo en las sesiones con jurado, previstas para otoño. Scott Baker ya ha descartado la posibilidad, al menos inicialmente, de involucrar a la reina Isabel II en el juicio oral, como pretendía el equipo de Al Fayed.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50