Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SERGIO GUTIÉRREZ | Candidato a secretario general de las Juventudes Socialistas

"El mileurismo sólo puede ser el mínimo, nunca el máximo"

Sergio Gutiérrez Prieto, 25 años, será elegido mañana, casi con toda seguridad, secretario general de las Juventudes Socialistas de España (JSE), 11 años después de que decidiera crear en su pueblo, Escalona (Toledo), la agrupación de Juventudes Socialistas. Tenía 14 años y el impulso "de rebeldía" le vino por la derrota de Felipe González y el triunfo del PP. Eso sí, a tal precocidad debió de contribuir un ambiente familiar de izquierdas. Su abuelo materno fue un histórico del socialismo en la provincia de Toledo. Además de ser activista, Sergio Gutiérrez estudió y se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Cuando se le pregunta qué quiere ser en el futuro sorprende la respuesta, habida cuenta de su trayectoria desde adolescente: "Mi ilusión sería tener un despacho de abogados para asuntos laborales y penales".

"Es duro que la Iglesia ataque la Educación para la Ciudadanía y quiera ser financiada"

Pregunta. En materia laboral, precisamente, el problema sigue siendo el bajo salario que impide, además, la emancipación de los jóvenes.

Respuesta. Bueno, se ha avanzado mucho, es un problema pero se han dado pasos de gigante. Pero sí, nosotros defendemos que la condición de mileurista sea el mínimo, nunca el máximo. Y también que el Salario Mínimo Interprofesional se aproxime al 60% del salario medio de la Unión Europea, en torno a 1.000 euros. [En España llegará a 600 euros al final de la legislatura].

P. ¿Es razonable pedir una vivienda al Estado con 18 años?

R. Lo que no es razonable es no poder desarrollar un proyecto de vida profesional o académico por falta de vivienda. Y se puede resolver con viviendas de alquiler. Creemos que ha habido un buen inicio con este Gobierno después de que el PP hiciera una política con el suelo, y con la vivienda, desastrosa, que favoreció la especulación y la corrupción.

P. Voto a los 16 años, legalización de la eutanasia, vivienda de alquiler, subida de salarios... son asuntos que van en su programa. Pero ¿cuál va a ser la primera tarea que va a emprender la ejecutiva de Juventudes Socialistas?

R. Vamos a defender la Educación para la Ciudadanía. La comunidad educativa está a la espera de poner en marcha la enseñanza de valores comunes y constitucionales. No podemos entender que la jerarquía eclesiástica promueva la objeción de conciencia para no estudiar esta materia que comparte muchos valores cristianos. Es incomprensible. Es duro. Y lo es también que la Iglesia mantenga esa actitud y reciba financiación de los jóvenes y de todos los ciudadanos.

P. ¿Se unen entonces a las voces del PSOE que piden revisar los acuerdos con el Vaticano?

R. Hay que avanzar en el Estado aconfesional y en la autofinanciación de la Iglesia católica. Su extremismo la aleja de los jóvenes.

P. ¿Cuál es el papel de las Juventudes Socialistas en el momento actual?

R. Nosotros queremos ser eficaces, aportar la visión joven a la política socialista, proyectar nuestra voz y nuestras reivindicaciones. Vamos a estar más en la calle. Nosotros somos el ala más progresista y más reivindicativa del PSOE. El ala izquierda.

P. Y desde la perspectiva de ala izquierda ¿cómo está el no nos falles que muchos jóvenes le exigieron a Zapatero en la noche de su victoria electoral?

R. No nos ha fallado en muchos temas. Ha defendido derechos, valores, progreso y también el valor de la política, porque con ella se cambian las cosas. Pero Juventudes vamos a vigilar, vamos a ser los garantes de que no nos falle, apoyando al Gobierno pero siempre desde la visión crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de julio de 2007