Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat crea un fondo para las pensiones de divorcio impagadas

Le ley es pionera en España y podría aplicarse en año y medio

El Gobierno catalán aprobará mañana un anteproyecto de ley para compensar a las mujeres separadas o divorciadas del impago de las pensiones de alimentos o compensatorias por parte de los padres de sus hijos o sus ex maridos. La ley considera estas situaciones como una forma más de violencia machista. Se trata de una legislación pionera en España y podría empezar a aplicarse a principios de 2009.

La creación de este fondo de pensiones se anunció hace años y nunca se había concretado, a pesar de que lo prevé la Ley de Divorcio. También la Ley Integral contra la Violencia de Género recoge esta iniciativa, pero sus amplios postulados han quedado reducidos hasta ahora al endurecimiento del Código Penal y la creación de juzgados especializados.

Con la creación de ese fondo, el Gobierno catalán se convierte en pionero de una iniciativa largamente reivindicada por los colectivos de mujeres. Y es que cuando se produce una separación o un divorcio, la inmensa mayoría de las madres asumen la custodia de los hijos y la justicia impone al progenitor el abono de una pensión de alimentos. En otros casos se fija, además, una pensión compensatoria para la mujer por los años en los que renunció a su vida laboral para cuidar de los niños y el hogar.

En esos casos la reinserción laboral de la madre resulta compleja, por lo que la pensión se convierte en una fuente vital de ingresos para salir adelante. Si se incumple, la mujer queda en situación de precariedad y desprotección.

La creación del fondo de pensiones está previsto en un anteproyecto de ley que regulará las actuaciones contra la violencia machista, según informaron ayer El Periódico y El Punt. "En violencia la física, pero también en la económica", aseguró ayer la consejera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila.

El borrador inciará su trámite parlamentario tras el verano y podría convertirse en ley a principios de año. Posteriormente se empezará a trabajar en la constitución de ese fondo de pensiones y en su regulación a través de un reglamento, que podría entrar en vigor en 2009.

La dotación presupuestaria del fondo, así como la cifra de beneficirias no se ha concretado aún. En Cataluña se incumplen anualmente unas 12.000 sentencias de pensiones de alimentos o compensatorias, aunque eso no siempre conlleva una situación de precariedad y desprotección económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de julio de 2007