Tribuna:COYUNTURA INTERNACIONALTribuna
i

Menor dependencia

El lenguaje económico es rico en cifras y pobre en metáforas, y quizá por ello se abusa cuando aparece una con cierto éxito. Ocurrió con uno de los símiles de mayor éxito en el pasado, el de la "locomotora". "La locomotora alemana" debía tirar de Europa, se repetía en los años previos a la reunificación del país. El resto del mundo necesita de la "locomotora americana" para avanzar, es otro de los tópicos. Sin embargo, esto está dejando de ser cierto, al menos en el último año.

Los canales por los que los ciclos económicos de un país grande se trasladan a otras zonas son múltiples, e incluyen tanto factores financieros y contagios de los niveles de confianza de consumidores, empresarios e inversores, como el comercio internacional, ya que una economía americana en auge generará una fuerte demanda de exportaciones de otros países. Así, ahora que la zona euro parece salir de un largo período de crecimiento renqueante tras la crisis de inicios de los 2000, el temor es que la desaceleración por la que pasa EE UU desde principios de 2006 vuelva a retrasar la recuperación en Europa. Pero esto, por ahora, no parece estar sucediendo.

"Las exportaciones de la zona euro se están diversificando geográficamente en los últimos años desde Estados Unidos a países emergentes"

Por un lado, la desaceleración americana, que tiene su origen en el comportamiento del mercado inmobiliario, está siendo relativamente suave; por otro, y este es un factor más relevante, las exportaciones de la zona euro se están diversificando geográficamente en los últimos años desde EE UU a países emergentes, como China, Rusia y países de la Europa central y del Este. Así, por ejemplo, si en el período 1999-2003 un 18,4% de todo el aumento de exportaciones de la zona euro fue a Estados Unidos, entre 2004 y 2006 dicho porcentaje fue sólo del 9,6%, mientras que la demanda de nuestras exportaciones desde los mencionados países emergentes aumentó.

Y de hecho, estamos ante el primer episodio en 25 años en que el crecimiento de la zona euro sigue acelerándose tras un año difícil en EE UU, cuando históricamente las desaceleraciones americanas desde 1970 han arrastrado a Europa en mayor o menor medida. En un período en el que la economía de EE UU baja de revoluciones, otros países están tomando el relevo. Quizá sea al momento, en estos días de Tour de Francia, de buscar símiles en el pelotón ciclista para describir los relevos entre las distintas economías y sustituir el tópico de las "locomotoras".

Miguel Jiménez González-Anleo es economista del área Europa del Servicio de Estudios de BBVA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de julio de 2007.

Se adhiere a los criterios de