El jefe del aparato logístico 'militar' etarra llevaba material para fabricar explosivos

El supuesto 'liberado' detenido en Santander, Aritz Arginzoniz, cruzó la frontera en bicicleta

El nuevo jefe del aparato logístico militar de ETA, Iker Mendizabal Cubas, detenido junto a otro presunto etarra, José Juan García González, el miércoles pasado en Angulema (Francia), 100 kilómetros al Norte de Burdeos, ha durado en ese puesto poco más de siete meses. El sustituto de Zigor Garro, arrestado a finales de noviembre del pasado año, transportaba en la furgoneta un centenar de bolsas de laxante con base de hidróxido de magnesio y dos bidones de cinco litros con un líquido (tornado fuel y oxytrans) que la policía cree que, unido a otros elementos, puede servir para fabricar explosivos.

Más información

Tornado fuel es un tipo de combustible usado en aeromodelismo y la indicación "nitrome 35%" puede referirse al nitrometano, que también se utiliza para mezclar con otros productos como combustible de coches y aviones teledirigidos. El nitrometano puede ser utilizado para fabricar explosivos.

Junto a ese material, los agentes de la Policía Judicial hallaron en la Citroën Berlingo, robada el 27 de junio de 2007 en Montjaux (Aveyron), una pistola Browning Arms 9 milímetros con 44 cartuchos y un revólver Smith&Wesson calibre 38 especial procedente del robo en la empresa SIDAM de Vauvert, el 23 de octubre de 2006, en plena tregua.

La situación interna de ETA en Francia es calamitosa. Pero como siguen subrayando todos los expertos antiterroristas, "matar es muy fácil". Una frase que busca no caer en triunfalismos, uno de los peores compañeros en la lucha antiterrorista. En una semana, la dirección etarra, que precisamente durante la tregua había modificado sus estructuras y subaparatos para aumentar la seguridad interna, ha perdido al supuesto jefe del aparato logístico militar, Iker Mendizabal, y al responsable de "acciones especiales" del aparato militar planificadas por la dirección etarra, José Antonio Aranibar.

Cámping de Loredo

Según la policía, Mendizabal sustituyó a Garro Pérez en la jefatura del aparato logístico militar en Francia tras la detención de este en noviembre de 2006. Ese aparato, precisamente, era el responsable del robo de las 350 pistolas y revólveres en Vauvert cometido un mes antes de la detención de Zigor Garro y de otros similares en los que el grupo terrorista se ha apoderado de material para la fabricación de explosivos, placas de matrícula y material para falsificar documentos de identidad.

La policía seguía ayer la investigación para conocer las intenciones -iban a recibir un coche bomba el mismo día de su arresto- y los pasos del presunto liberado Arginzoniz en Cantabria y de su novia, Saioa Sánchez, desde el 1 de julio. En la mochila, los agentes encontraron una llave de la bicicleta del supuesto terrorista, que finalmente hallaron candada cerca del hotel Astuy en Isla. El presunto etarra cruzó la frontera en esa bicicleta, sistema usado por el jefe del comando Urederra, José Ángel Lerín, y su compañero Alejandro Zobaran, desarticulado en marzo. Arginzoniz y su novia, según la investigación, estuvieron tomando consumiciones como relajados turistas en un cámping de Loredo.

En cuanto a los cuatro detenidos en Álava como núcleo central de la kale borroka en esa provincia, el juez Baltasar Garzón envió ayer a prisión a tres de ellos y dejó al otro en libertad con cargos, informa José Yoldi. Los encarcelados tienen entre 20 y 21 años y están acusados de integración en banda armada y estragos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción