Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias de víctimas de un accidente aéreo acusan a Aviación Civil de falsear datos

Familiares de los seis fallecidos el 8 de julio de 2006 tras caer un helicóptero al mar en Tenerife creen que el informe preliminar de la comisión de investigación de accidentes de Aviación Civil es "parcial, inconcreto y omite datos vitales" para esclarecer el siniestro. Así lo manifestó Purificación Ruiz, hermana de Antonio Ruiz Lacasa, de 39 años y copiloto de la aeronave Sikorsky S-61N propiedad de la compañía Helicsa que se estrelló en aguas de Anaga, al noreste de Tenerife, y cuyo cuerpo no pudo ser recuperado.

En el siniestro fallecieron además el piloto de la nave Joaquín Ortiz de Zárate, de 53 años y con 9.240 horas de vuelo, así como el mecánico Jorge Reyes, el ingeniero de montes Álvaro Zapata y las pasajeras Tania Martínez y Marina González.

Ruiz señaló que familiares de las víctimas piensan desplazarse a EE UU para visitar la empresa Sikorsky, fabricante del helicóptero, pues temen que "se pueden haber manipulado los datos" que han recibido en cuanto a las reparaciones efectuadas días antes del siniestro. A juicio de los familiares, en este asunto ha habido "una cadena de negligencias que al final costó la vida a seis personas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de julio de 2007