Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cecilia Sarkozy devuelve la 'visa' del Elíseo

La esposa del presidente francés zanja la polémica sobre sus gastos y su papel público

Cecilia Sarkozy, la esposa del presidente francés, se ha visto obligada a prescindir de la tarjeta de crédito a cargo del Tesoro público que le había sido entregada por los servicios del palacio del Elíseo para facilitarle los pagos de los gastos de representación. El problema es que en Francia la figura de primera dama no existe jurídicamente, de modo que la polémica estaba servida desde que el semanario satírico Le Canard Enchaîné desveló que la mujer de Nicolas Sarkozy había pagado dos facturas, en dos restaurantes, por 129 y 272 euros.

Las anteriores primeras damas soslayaban el problema haciéndose acompañar por un funcionario de la presidencia que pagaba las facturas, aunque ayer el portavoz del Gobierno, Laurent Wauquiez, aseguró que también dispusieron de tarjetas de crédito oficiales. Wauquiez anunció que la primera dama la había devuelto "para evitar toda polémica" y lamentó que se produjeran "debates tan mezquinos".

El presupuesto anual del palacio del Elíseo asciende a 32,5 millones de euros "para cubrir el funcionamiento de la institución y los gastos personales del presidente". Precisamente, la entrega de una tarjeta de crédito a la primera dama se hizo por "razones a la vez de facilidad de pago y de trazabilidad". Los almuerzos eran de trabajo con su equipo.

René Dosière, un diputado socialista que se ha especializado en controlar los gastos del Elíseo, aprovechó la ocasión para preguntar en el Parlamento al primer ministro François Fillon, a título de qué se había permitido a Cecilia Sarkozy que gestionara dinero público. Dosière, y también Nicolas Sarkozy, son favorables a la creación de un estatuto jurídico de la pareja del presidente, que no tiene porque ser la primera dama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de julio de 2007