ROCK

"Nos ha gustado el gazpacho; está rico"

El cuarteto británico subió al escenario del estadio de Santo Domingo casi quince minutos más tarde de lo previsto. No faltaron los desmayos en los minutos previos al arranque. Hasta que al filo de las 22.45 sonó un Start me up que echó abajo el estadio. Mick Jagger, con chaqueta roja chillona, se movió como acostumbra para animar al público. Al término de la pieza de apertura dio las buenas noches a Andalucía y saludó a El Ejido. Sonó algún tema más antes de que Jagger pidiera disculpas por la suspensión del concierto el año pasado: "Sentimos mucho el año de retraso. Estamos encantados de estar aquí finalmente. Vamos a pasar un buen rato". Y la fiesta del rock and roll se prolongó hasta la madrugada en el mar de invernaderos.

Más información

Cerca de 30.000 personas se dieron cita en el estadio de Santo Domingo para ser testigos del último concierto de los Rolling Stones en España con su gira A Bigger Bang. La localidad almeriense supo estar a la altura en organización y también en generosidad. No hubo grandes colas ni en aparcamientos ni en los accesos al estadio. La Concejalía de Agricultura del Consistorio repartió 10.000 litros de gazpacho para hacer compatible las horas de espera con el termómetro en pleno verano almeriense.

El líder de la banda no fue ajeno a lo que el municipio de El Ejido organizó y, al parecer, probó el gazpacho que el Consistorio repartió entre el público. "Nos ha gustado el gazpacho; está rico". Y lo dijo un británico, pese al ajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de junio de 2007.

Se adhiere a los criterios de