Touriño y Quintana piden al PP que deje de usar los incendios como arma política

Núñez Feijóo ofrece, "un año más", el apoyo incondicional de su partido

La controversia política en torno a los incendios forestales protagonizó ayer el último pleno del Parlamento antes del verano, exactamente igual que ocurrió en el primero celebrado el pasado septiembre tras la crisis incendiaria de 2006. Touriño y Quintana pidieron al PP que atienda el criterio de la fiscalía y deje de usar los incendios como arma política. El líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, ofreció "un año más" su apoyo "incondicional". Pero añadió: "Vamos a seguir apoyando a cualquier gobierno responsable, pero no cuente con nosotros para callarnos".

Tal es el desencuentro entre la Xunta y la oposición que Emilio Pérez Touriño comparó la actitud del Feijóo en Galicia en materia de incendios con la de su líder nacional Mariano Rajoy, en relación con el terrorismo. "Un día sí y otro también" hacen "ofertas formales carentes de contenido real", afirmó el presidente en referencia a la que el líder del PP llevó ayer al Parlamento en el marco de una iniciativa en la que criticó sin reservas el operativo contraincendios de la Xunta.

Feijóo ofreció al Gobierno gallego "apoyo incondicional, un año más, en la extinción de los incendios", a pesar de que "mintieron": no hubo trama criminal ni urbanistica. "Y cuando un Gobierno miente, tiene que pedir disculpas" en vez de mantener una actitud de "soberbia" y "prepotencia". "Vamos a seguir apoyando a cualquier gobierno responsable", reiteró Feijóo, "pero no cuente con nosotros para callarnos". "Le ofrezco colaboración pero le pido un poco de respeto".

Previamente había arrancado su intervención asegurando que Galicia "está preocupada por lo que pueda ocurrir con los incendios de este verano" y había aludido al informe de la fiscalía según el cual "hubo un 30% menos de incendios y el tiempo de respuesta fue el peor en 15 años". Todos los colectivos contra el fuego "están en conflicto con la Xunta", destacó, y les acusan de "prepotentes, incompetentes, e intransigentes".

En su intervención Feijóo resumió las críticas que el PP ha dirigido a lo largo del último año a la gestión de los incendios, que calificó como la mayor catástrofe ambiental de Galicia en 18 años.

Tranquilidad

Touriño agradeció el apoyo ofrecido, pero no le dio mucho crédito. Al presidente le gustaría que viniese acompañado de "la más mínima intención de cambio de actitud". "Agradezco su apoyo incondicional". "No sé si será con manguera o sin mangueras, pero espero que sea sincero", ironizó.

Touriño respondió también a las críticas del líder del PP afirmando que encara con tranquilidad los meses de máximo riesgo. "Estoy tranquilo porque sé que tenemos los deberes hechos y estamos en disposición de responder ante las situaciones que se puedan producir", pero "no estoy tranquilo ante la actitud de la oposición", añadió. En vez de de venir con "una actitud constructiva ante un tema capital, sigue en su línea habitual, entre la demagogia y el desgaste, tratando de erosionar al Gobierno en un ámbito que debería dejar fuera de la lucha partidaria".

El presidente también recurrió al informe de la Fiscalía para apoyar sus palabras. "Las actitudes de manifiesta controversia política de todo tipo que inevitablemente van a ser recogidas con notoriedad en los medios de comunicación y que pueden provocar situaciones de crispación social", citó textualmente, "generan el mínimo impulso requerido por individuos anteriormente predispuestos a aprovechar situaciones de alarma o caos, en nada o poco favorece las campañas de disuasión y perjudica de forma notoria el trabajo policial". "El amplio consenso en este tipo de delitos es determinante en el éxito final al facilitar la energía social necesaria para afrontarlos", añadió.

"Lamento que usted no aprenda", aseguró Touriño. "Este Gobierno sí pretende corregir y aprender". "Y este año Galicia está mejor preparada que antes para hacer frente a los incendios".

En el mismo pleno también el vicepresidente Anxo Quintana citó el informe de la Fiscalía e insistió en la necesidad de que el PP evite utilizar los incendios para alimentar el debate político. Lo hizo en respuesta a una interpelación formulada por el diputado popular Roberto Castro en torno al programa de voluntariado que ayudará este verano a vigilar los montes gallegos con el fin de prevenir los incendios. El vicepresidente explicó que los voluntarios actuarán en grupos de hasta 20 personas, bajo la supervisión de un coordinador y a lo largo de los municipios de máximo riesgo.

Castro, en la misma línea de su jefe de filas, subrayó su escepticismo ante el nuevo operativo contraincendios. "La suerte está echada", subrayó" y ahora sólo cabe "confiar" en ella.

Emilio Pérez Touriño, María José Caride (de espaldas) y José Ramón Fernández Antonio, ayer en el Parlamento.
Emilio Pérez Touriño, María José Caride (de espaldas) y José Ramón Fernández Antonio, ayer en el Parlamento.A. I.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción