Reportaje:Tenis | Comienza el torneo de Wimbledon

La receta australiana

Nadal sigue el consejo de Santana y otros campeones: acostumbrarse durante un mes a la hierba, la lluvia y los parones

Si quiere ganar el torneo de Wimbledon, Rafael Nadal tiene que aprender filosofía. Educarse en el arte de la espera. "Mentalizarse". Lo dice Manolo Santana, el único tenista español -aparte Conchita Martínez, en 1994- que ha ganado el grande británico: en 1966. El único que es socio de honor del All England Club, cuya competición arranca hoy. Y el único que un día hizo el petate, cogió un diccionario y se marchó a Londres para alquilarse un piso y vivir la vida australiana. El mejor español de siempre construyó su leyenda, tras recorrer Inglaterra en tren, inspirado por los consejos de cuatro tipos sospechosos: Roy Emerson, Fred Stolle, John Newcombe y Tony Roche. Cuatro australianos con fama de juerguistas. Cuatro tenistas que escoltaban los triunfos más bonitos con las compañías más hermosas. Y cuatro grandes campeones que dominaban los secretos de la hierba.

"Hay que mentalizarse", dice el ganador de 1966; "decirse: 'Estoy aquí y tengo que aguantar"

Santana viajó al londinense club Queen's. "¿Qué tengo que hacer para mejorar en Wimbledon?", preguntó. Y los chicos del canguro, que nunca temieron a nadie, contestaron a coro: "Tú, por tu forma de jugar, tienes que irte un verano a Inglaterra y estarte un mes acostumbrándote a la hierba, a la lluvia, a los parones...". "Y me fui solo a Londres y alquilé un apartamento", recuerda el madrileño.

¿Cuál es el truco de Wimbledon? "Hay que acostumbrarse a los botes poco uniformes de la pelota. A que te paren el partido tres o cuatro veces por la lluvia. Y a que un día haga un calor tremendo y al otro frío", resume. "No es sólo necesaria una mejora técnica, sino también de mentalización. Hay que decir: 'Estoy aquí y, pase lo que pase, tengo que aguantar'. Hemos cambiado. Bruguera y el resto venían aquí a cubrir el expediente".

La receta de Santana sigue vigente. Nadal también ha preparado Wimbledon en Queen's, a donde llegó en tren. También ha alquilado una casa. Y también ha jugado exhibiciones como la de Hurlingham. Hace un año, Nadal perdió la final contra Roger Federer. Mañana probablemente debute ante Mardy Fish. Y desde hoy hace frente a un desafío: responder a los elogios de algunas de las mejores raquetas de la historia de Wimbledon.

- Bjorn Borg: "Un rival muy peligroso". El quíntuple campeón de Wimbledon (de 1976 a 1980) tiene reflejos de mirón morboso. El sueco ha prometido volar a Londres para ver la final si Federer, que puede igualar su récord de cinco victorias seguidas, es uno de los protagonistas. Mientras tanto, reflexiona sobre Nadal: "Es un rival muy peligroso".

"Nadal", continúa Borg, "ha mejorado mucho en hierba". "Volea mejor. Ha ganado en colocación y, a la vez, mantiene sus golpes desde el fondo", añade; "ahora sabe utilizar sus armas en hierba. Ha mejorado en su saque, que es más profundo. Y su porcentaje del primer servicio es mejor. Ya demostró en 2006 que podía ganar. Federer lo pasó muy mal. Se ha convertido en muy peligroso también sobre la hierba".

- John Newcombe: "¡Que nunca intente jugar al saque y volea!" ¡Nunca debería intentar ser un tío de saque y volea!", dice John Newcombe, doble campeón individual en Wimbledon (1970 y 1971) y seis veces ganador en dobles; "sólo debería usar ese tipo de juego ocasionalmente. Cuando no te lo enseñan en tus años de formación, es difícil aprenderlo luego. Si jugara más dobles... ¡Siempre pensé que Lendl debía hacerlo!".

Newk tiene claro cómo frenar a Nadal: "Si intercambias golpes, es difícil ganarle. Hay que enfrentarle a un buen servicio y a un jugador que sepa subir a la red. Gente como Edberg o Rafter le darían problemas. Por suerte para él, hoy es difícil hallar jugadores así. Lo mismo le pasó a Borg. ¡Hasta que llegó McEnroe!".

- Stan Smith: "Ha mejorado muchísimo". Stan Smith, campeón de Wimbledon en 1972, ve en Nadal el autocontrol hecho hombre. "Me gusta su actitud", dice el estadounidense; "nunca se enfada. Tiene un gran talento y una gran ética de trabajo. Juega bien bajo presión".

Smith cree que Nadal "mejoró muchísimo en hierba el año pasado". "Ahora, las pistas son un poco más lentas. Hace 15 años, no habría jugado un gran papel. Ha mejorado el saque. Cada vez sube más a la red y ha demostrado que puede volear. Debe aprovechar sus buenos golpes defensivos y de aproximación a la red".

- La visión de Rafael Nadal: "No creo que gane". Rafael Nadal, que se siente cómodo asumiendo en principio papeles secundarios, describió en Madrid sus expectativas. "No creo que gane", dijo; "es el torneo que se me da peor". Luego, se marchó a Londres. El objetivo: sacar a casi 200 kilómetros por hora y mejorar su segundo saque para aprovechar el vértigo de la hierba.

De izquierda a derecha, Tony Roche, John Newcombe, Jaime Bartrolí (capitán español), Manolo Santana y José Luis Arilla, en la final de la Copa Davis de 1965.
De izquierda a derecha, Tony Roche, John Newcombe, Jaime Bartrolí (capitán español), Manolo Santana y José Luis Arilla, en la final de la Copa Davis de 1965.
Bjorn Borg levanta su cuarta copa en 1979.
Bjorn Borg levanta su cuarta copa en 1979.AFP
El campeón de 1972, Stan Smith, a la derecha, junto a Ilie Nastase.
El campeón de 1972, Stan Smith, a la derecha, junto a Ilie Nastase.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50